Calor y viento levantan el consumo de agua

Con las temperaturas trepando a valores insólitos para esta época del año, no hay reserva de agua que aguante. En este caso, parece que las canillas de los cordobeses están a full, gastando muy por encima de los valores habituales para el invierno.
Según Aguas Cordobesas, la empresa del Grupo Roggio que tiene a su cargo el servicio de agua potable en la ciudad, estos días se ha registrado un consumo del orden de los 390 litros por persona por día. Cuando la media para esta época suele ser de 330. Esto es, un 18 por ciento más que no esperable.

"Son casi los valores que se pueden dar en verano", indicó Marcela Dávila, de Relaciones institucionales de la firma.

Una de las razones que parece explicar el aumento, además del intenso calor, es el fuerte viento. Al parecer, el hecho de que se levanten ráfagas de viento y tierra con la intensidad de estos días, hace que la gente aumente el riego e intente aplacar el polvo de todos lados, incluso veredas y paredes.

Finde caliente. Recién a partir del próximo lunes por la tarde, con la llegada de un frente frío, se espera que la nubosidad vaya en aumento y aparezcan algunas lluvias.

Pero hay que pasar el fin de semana. La ola de calor que afecta al centro del país podría llegar hoy a su pico máximo, con temperaturas que alcanzarían la máxima histórica para este mes, que es de 38,2 grados, registrada el 25 de agosto de 1989. Ayer, a las 16.10, el termómetro trepó a los 37,8º, algo inusual para el invierno. La mínima fue de 20,7 a las 2.

Por persona: 390 litros

Estos días se han registrado consumos de unos 390 litros por persona por día, un valor que suele darse en verano, cuando el calor pega con fuerza. Para peor, los diques San Roque y Los Molinos están muy bajos.

Meten cambio en plena temporada

Tras una temporada realmente olvidable en materia de ventas, los comercios especializados en electrodomésticos han tenido que echar mano a un cambio en plena temporada. Con el termómetro marcando más de 32 grados desde hace casi una semana, los salones de venta están mutando rápidamente: sacan los calefactores y ponen en exhibición los equipos de aire acondicionado.

"Lamentablemente el clima no acompañó, el calor llegó demasiado pronto", explicó Horacio Gavillón, titular de la Cámara de Electrodomésticos de Córdoba, al tiempo que comparó la realidad en estos días con la de una casa de venta de ropa. "No terminamos de sacar lo de invierno y ya estamos vendiendo lo de verano", dijo a este medio.

Respecto del nivel de ventas, Gavillón coincidió con el resto de los rubros comerciales: fue un agosto negro. "Junio y julio habían repuntado, pero agosto se planchó", explicó. "Creemos que fue por los aumento de tarifas. Todo ese ruido sobre por las boletas se sumó a las amenazas de no cobro de los empleados públicos". agregó.

Comentá la nota