Califican como muy exitosa la acción en Colón.

Para el asambleísta, Roberto Marchesini, la protesta en Colón fue exitosa. Según el dirigente, los objetivos se cumplieron y la protesta quedó abierta a nuevas acciones. En Colón también destacaron la manifestación.
El coordinador de la Asamblea Ambiental, Roberto Marchesini, calificó anoche como “exitosa” la acción en Colón, y confirmó que la protesta debió levantarse en la madrugada del domingo debido a la fuerte tormenta que azotó la región.

“Después de un pequeño balance podemos decir que la acción fue positiva. La causa no solo volvió a los medios, sino también al consciente de la gente. Además, se reivindicó una lucha que seguirá, aunque el Gobierno busque terminarla” dijo el dirigente.

Marchesini le dijo al EL ARGENTINO que otro de los objetivos cumplidos fue la volanteada y las charlas con las personas que cruzaron este fin de semana por el puente. “Volantear era otro de los objetivos. Lo conseguimos. Pero además, se logró conversar casi en un mano a mano con la gente que debía esperar para hacer el trámite en la Aduana” explicó.

“Con más de 300 efectivos de Gendarmería allí subir a la ruta era casi impensado. Lo hicimos, y ese fue otro de los logros; porque en esta ocasión no había familias. El Gobierno intimó con la fuerza de seguridad, y la gente, por miedo no acudió en familia. Pero por cada una de las 200 personas que estaba allí, había cuatro en sus casas apoyando” subrayó.

Para el ambientalista este fue el logro mayor, porque el temor intimó a la gente. “Creo que la gente interpretó que no era un lugar para manifestarse en familia, como ocurre hace años en Arroyo Verde. De todos modos, el apoyo se sintió, porque los llamados por teléfono eran incesantes y cada persona que estaba allí tenía el respaldo de su familia, de su gente” explicó.

“Comenzó un plan de lucha”

Marchesini dijo que la manifestación en Colón solo fue el comienzo de una serie de medidas que repetirán durante el verano. “Esta acción abrió la protesta. Esto se puede repetir allí o en otro lugar. La Comisión de Acción seguirá evaluando y junto alas demás Asambleas se definirán los reclamos” añadió.

En tanto, Silvia Etcheverría, de la Asamblea de Colón, calificó como positiva la acción, después de las amenazas recibidas y la fuerte presencia de Gendarmería en el lugar.

“Seguimos en la lucha, demostramos que la asamblea de Gualeguaychú no está sola”. Ahora es momento de descansar un poco para planear con qué otras acciones continuamos” dijo.

Etcheverría comentó que las asambleas de Colón y Gualeguaychú permanecerán en contacto y aseguró que las acciones en el verano se repetirán.

“La posibilidad del corte siempre está latente. Es una de las acciones más fuertes que tenemos y siempre es considerada. Queda abierta esa posibilidad”, concluyó.

Colón es, junto con el paso sobre la represa de Salto Grande en Concordia, uno de los dos cruces al Uruguay que están abiertos. El que une Gualeguaychú con Fray Bentos está cerrado por la protesta de la Asamblea contra la instalación de Botnia desde hace más de dos años.

Comentá la nota