SE CALIENTA EL CONFLICTO EN VANDENFIL

Trabajadores de la textil Vandenfil –en cese de actividades desde el 24 de febrero- cortaron esta tarde durante una hora la ruta 5, a la altura del kilómetro 69. Tomaron esa medida tras una frustrada audiencia en la Delegación Luján del Ministerio de Trabajo, en la que los empresarios volvieron a condicionar la negociación con la vuelta al trabajo. Después del corte quemaron neumáticos frente al portón de la fábrica, donde mantienen una guardia.
“Reclamamos el segundo medio aguinaldo de 2006, vacaciones adeudadas y que no contamos con ART ni hacen los aportes previsionales”, explicó –en la puerta de la planta- Norberto Froiz, secretario general de la Asociación Obrera textil (AOT) Delegación Jáuregui. En diálogo con NOVEDADES, el gremialista indicó que buscan “que esto trascienda a nivel nacional y el problema llegue a todos lados”.

“La empresa dice que si no se produce, no se paga, pero cuando hacía 800.000 metros de tela al mes, que suponen unos cinco millones de pesos, no le pagaba a los trabajadores ni a nadie”, señaló Froiz y cargó las tintas contra el propietario de la firma: “Toccalino es un sinvergüenza, no tiene fiado en ningún lado porque se cansó de cagar gente”, dijo.

“Las empresas en convocatoria fueron saliendo, hasta Alpargatas que estaba peor que Vandenfil, pero los manejos económicos de esta empresa son atroces”, consideró Froiz y advirtió que “nos cansamos de promesas, queremos hechos”. “La decisión está tomada, o salimos ganando o se cierra la empresa”, expresó.

Comentá la nota