Calidad y gran éxito de participación en el Primer Congreso Nacional de Trastornos del Desarrollo

La masiva participación y la calidad de las ponencias fueron las notas predominantes de las Jornadas de «Trastorno generalizado del desarrollo», efectuadas viernes y sábado en la ciudad, organizadas por la Asociación «Desarrollo Pleno para nuestros Hijos» con el apoyo de la Municipalidad de Río Grande. Acudieron más de 500 personas, principalmente profesionales de Educación y Salud, y familias de personas con TGD.
Con una denominación tan amplia y genérica como la de los Trastornos Generalizados del Desarrollo se agrupa una serie de cuadros que suelen ser asociados con el autismo. Ello conduce a incluir dentro de esta patología a niños con un grado variable de dificultades de comunicación, de interrelación social, de restricción de actividades. Para abordar estos temas y traer novedades a la provincia, tanto para padres, docentes y profesionales de la salud, se desarrolló el viernes y sábado el primer Congreso Nacional de Trastornos del Desarrollo «Del Diagnóstico al Tratamiento, la Escuela, la Inclusión y sus Aspectos Legales».

Más de 500 personas asistieron durante las dos jornadas al evento desarrollado en la Casa de la Cultura, organizado por la Asociación «Desarrollo Pleno para Nuestros Hijos» con el apoyo de la Municipalidad de Río Grande.

Con las palabras de Miriam Guillén, esposa del intendente Jorge Martín, y Carolina Diliberto, presidenta de la entidad organizadora, se dio apertura el viernes a una serie de charlas desarrolladas por especialistas que abordaron la temática desde todos los aspectos, lo que se está trabajando en todo el mundo, con miradas y abordajes nuevos y satisfactorios, tratando de llevar alivio a las familias con TGD.

La mayoría de las personas con TGD y/o sus representantes legales demandan tratamientos y medios que disminuyan sus dificultades interpersonales, potencien su desarrollo y faciliten sus aspiraciones vitales. Está demostrado que se puede mejorar la calidad de vida de las personas con TGD y la de sus familias aplicando terapias específicas y desarrollando recursos de apoyo con base en la evidencia científica.

Guillén señaló que «este congreso esperamos sirva a los papás, a los chicos y sus familias; y a los docentes que son muy importantes porque están en el foco en donde se detectan estas características en los chicos; a los profesionales de las distintas ramas».

Además, remarcó que «estamos acá para aprender, para que nos ayuden a comunicarnos y para que realmente estos chicos y sus familias tengan una mejor calidad de vida. Por eso el Intendente hizo un decreto declarándolo de interés, no solamente desde lo técnico, sino como reconocimiento humano hacia la asociación que hoy tiene la gran tarea de trabajar en esta problemática y del desarrollo de este congreso, con la calidad de profesionales que hoy nos visitan».

Para Juan Carlos Lara, padre de Tomás -un pequeño con TGD- y miembro de la Asociación «Desarrollo Pleno para nuestros Hijos», este congreso es una muestra de la apertura de la sociedad. «La presencia de tanta gente es muy importante y refuerza nuestra esperanza de seguir avanzando», señaló.

Lara aprovechó la oportunidad «para agradecer al Municipio de Río Grande, al Presupuesto Participativo municipal, por esta hermosa herramienta que nos ha permitido participar comunitariamente y palpar la solidaridad social». Otro agradecimiento especial lo dedicó a los terapeutas «que trataron con cariño y profesionalismo a nuestros hijos».

Comentá la nota