CALF necesita ajustar su tarifa eléctrica en Neuquén

La cooperativa neuquina aumentó sus costos salariales y operativos. Además, regirá el incremento dispuesto por Nación para la electricidad, que afectará a quienes consuman más energía (solo hace falta tener aire acondicionado).
La cooperativa CALF de Neuquén volverá a impulsar (con fuerza nacida de la necesidad) un incremento en la tarifa de electricidad en Neuquén –para lo cual ya ha presentado toda la documentación al municipio- porque ha visto aumentar sus costos salariales, de transporte y de abastecimiento; y porque –además- comenzará a regir el nuevo incremento dispuesto por el gobierno nacional al quitar subsidios a la producción de energía.

El ajuste tarifario le es necesario a la cooperativa para continuar un camino de recuperación, que le ha implicado pasar de 36 millones de pesos anuales de déficit a sólo tres millones este año. Mucho ha tenido que ver en este cuadro de situación mejorada la regularización institucional que ha significado la firma del contrato de concesión con el municipio.

Gracias a esto la cooperativa ha podido comenzar a firmar contratos para prestar servicios. Es lo que ha hecho con la empresa estatal del Paseo de la Costa, CORDINEU, y no es un acuerdo menor, ya que significará el servicio eléctrico, alumbrado público, y telefonía para todo el desarrollo de este emprendimiento costero, el primero a gran escala en la historia de la capital neuquina.

El “acuerdo estratégico” –como lo definió el presidente de CALF, Marcos Silva- establece también un aporte bajo el concepto de responsabilidad social empresaria que hará la cooperativa difundiendo cuestiones que tienen que ver con el medio ambiente.

“En lo inmediato, estamos pensando en un plan de difusión a hacer en las escuelas, con el tema medio ambiental”, le dijo a este diario Silva.

Comentá la nota