En Caleta volvió a tornarse crítico el desabastecimiento de agua potable

En Caleta volvió a tornarse crítico el desabastecimiento de agua potable

La avería que acusó el martes en la zona del Cerro Negro el acueducto troncal que proviene de Lago Musters impactó fuertemente en la ciudad del Gorosito ya que la distribución por red venía restringiéndose desde hace varias semanas, algo que sucede todos los años con la llegada de la temporada estival.

El caudal que aportan los pozos acuíferos de zonas de mesetas, distantes unos 20 kilómetros en dirección oeste, es insuficiente para atender la demanda de una población que hoy se estima en cerca de 80 mil habitantes.

Por ello Caleta depende principalmente del que proviene del Musters, pero desde hace varios meses que la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) de Comodoro Rivadavia (encargada del sistema) envía menos de 400 metros cúbicos/h ya que también debe atender la alta demanda de esa ciudad y de Rada Tilly.

Y mientras se suceden discusiones políticas acerca de quién se hará cargo de terminar la Planta de Osmosis Inversa para aprovechar y convertir el agua de mar en potable, la ciudadanía se apresta indignada a soportar otro verano con reiterados cortes.

Es así que a partir de ayer volvió a presentarse una ya tradicional postal social: la circulación de decenas de camiones aguateros particulares cuyos propietarios comienzan a redoblar sus ganancias abasteciéndose gratuitamente en uno de los cargadores de la empresa Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) y vendiendo los mil litros a un promedio de 300 pesos.

Ayer, la demanda por ese servicio superó holgadamente la oferta ya que los aguateros también eran constantemente requeridos por restaurantes, hoteles, escuelas y lavaderos de autos, por citar algunos lugares de mayor consumo.

Por ello muchos vecinos tuvieron que esperar varias horas algún camión para llenar los tanques de sus viviendas, en tanto que otros, ya curtidos por este crítico problema, volvieron a cargar tanques de 500 a 2.000 litros en las cajas de camionetas, o bien en carritos arrastrados por autos y dirigirse hacia el cargadero comunitario del barrio 3 de Febrero.

Allí tuvieron que hacer fila y, según el horario, esperaron entre 30 minutos y una hora para utilizar la única manguera disponible.

Los camiones tienen otro cargadero en el barrio Bicentenario, pero debido a que este se hallaba atestado no pocos choferes optaron por esperar turno en el 3 de Febrero, aunque en ese punto de abastecimiento tienen prioridad los vecinos que llevan tanques domiciliaros e incluso bidones.

HABRA QUE ESPERAR

HASTA EL DOMINGO

Debido a que el corte por la rotura del ducto troncal se fijó en 36 horas que comenzaron a regir a media tarde de miércoles, de no mediar otros inconvenientes el bombeo se reanudaría hoy.

Sin embargo hay que esperar que las cisternas de reservas de Caleta alcancen suficiente nivel para abastecer a los barrios que no reciben suministros de los pozos acuíferos y ello recién podría ocurrir el sábado.

A todo esto, la gerencia local de SPSE emitió un comunicado de prensa señalando que este nueva situación “altera el esquema de distribución del vital elemento en todas las comunidades asociadas al sistema de acueductos, y Caleta Olivia no es la excepción”.

Asimismo, solicitó a los vecinos que recibieron agua por red en las últimas horas “que tengan a bien hacer un uso medido del recurso, dado que al finalizar la restricción se retomará el habitual esquema de distribución interno”.

Coment� la nota