Caleta: petroleros resolvieron endurecer medidas de fuerza

Mientras en Buenos Aires seguían las "ásperas discusiones" -como las calificó la Comisión Directiva- entre Héctor Segovia y referentes de las cámaras petroleras, al cierre de esta edición en la sede del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz una asamblea ratificaba su postura intransigente, marcando diferencias con Las Heras.
Al cierre de esta edición se dispuso pasar a cuarto intermedio hasta hoy a las 16, dado que en Buenos Aires las negociaciones se reanudarán por la mañana. También se acordó endurecer las medidas de fuerza en contraposición a lo que se determinó en Las Heras (ver página 12). También ayer el gobernador Daniel Peralta se reunió con la presidente Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada.

Los miembros de la Comisión que quedaron en Santa Cruz informaban a los presentes sobre la marcha de las discusiones en el Ministerio de Trabajo de la Nación por el aumento salarial del 25 por ciento.

"En vez de dividirnos, nos fortalece lo que ha hecho un grupo que representa apenas el 15 ó 20 por ciento de compañeros de Las Heras", dijo, ofuscado, Marcelo Salguero, secretario de Acción Social del Sindicato.

"Las operadoras usan a esos delegados que pretenden levantar el paro para chicanearnos y para que bajemos nuestras medidas, pero, al contrario, ahora endureceremos las medidas de fuerza", aseveró.

Con lo sucedido en Las Heras, el sindicato tensa más sus relaciones con la Federación Nacional que habría avalado el levantamiento del paro.

"VOLUNTAD DE DIOS"

Más implacable, el dirigente de Caleta dijo que "será la voluntad de Dios y no la del hombre" quien resolverá el conflicto. "Este es el inicio de muchos cambios para la provincia, será el momento de resguardar nuestros recursos, las riquezas de nuestra Santa Cruz", manifestó.

Después reiteró que el sindicato y el Poder Ejecutivo provincial, de la mano de Daniel Peralta, "se apoyan mutuamente y van a salir juntos" de este dilema.

El paro, que hoy cumple 14 días, se realizaba en forma pacífica en la provincia, sin piquetes, cortes de ruta, ni toma de plantas u oficinas de compañías. Pero ahora, con el surgimiento de un sector en disidencia, los sindicalistas podrían tensar la situación.

Salguero desmintió que hubiera habido despidos en Las Heras por causa de este paro. "Sabemos que cayeron cartas documentos, pero estas se relacionaron con la situación de la UTE de Metrapet-Serpecom en Las Heras, pero por una cuestión particular de los trabajadores que ya estaban de paro desde antes del inicio de la huelga general nuestra".

Comentá la nota