En Caleta, el paro de la CTA impuso "blindaje" sobre ruta 3

La protesta que impulsara ayer la CTA con paros y movilizaciones en todo el país en reclamo de mejoras salariales y un "blindaje social" contra la crisis financiera internacional, también tuvo repercusión en esta ciudad santacruceña.
Alrededor de 300 manifestantes, en su mayoría afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) –una de las principales fuerzas de la CTA-, protagonizaron en horas del mediodía una marcha por las calles céntricas que llegó hasta el acceso norte de la ruta 3, transformándose en un piquete que la mantuvo cortada por aproximadamente dos horas.

El grupo, encabezado por Alejandro Garzón y Maximiliano Albarracín, estuvo conformado por trabajadores de la empresa provincial de Servicios Públicos, del Hospital Zonal local y del Hospital Distrital de Pico Truncado, obreras de cooperativas de limpieza de calles y forestación, además de referentes de Cañadón Seco, desocupados e integrantes del movimiento Polo Obrero.

El desplazamiento, que originó obstrucción parcial de la circulación del tránsito en la zona urbana, fue matizado con pancartas, bombos, redoblantes y cánticos.

LEVE INCIDENTE

Ya en la ruta, frente al barrio Nuevos Pobladores, se hizo presente una comisión policial de la Seccional Cuarta a fin de formalizar un acta de constatación del piquete, aunque todo no pasó de un trámite burocrático ya que la circulación de todo tipo de vehículos se normalizó en dos horas.

Al margen de las consabidas broncas y protestas de conductores, solo se registró un leve incidente cuando el conocido humorista y cantante "El Turco" Ayame dejó de lado su profesión e increpó seriamente a algunos manifestantes porque su auto fue golpeado por algunos de ellos cuando intentó abrirse paso entre la multitud, en ocasión de viajar hacia Comodoro Rivadavia.

Por suerte todo quedó en un entredicho al intervenir el dirigente Garzón y otros particulares.

Poco más tarde, a eso de las 14:30, antes de la desconcentración, la dirigencia de ATE también logró ser recibida por el secretario de Gobierno de la comuna local, Carlos Martínez, a quien le reiteraron la intención de captar nuevas afiliaciones entre obreros y empleados de la comuna, pero el gremio hasta el momento no tiene reconocimiento oficial en ese ámbito.

En ese sentido, los dirigentes reconocieron la deferencia que tuvo Martínez, quien asumió el compromiso de coordinar una reunión de partes con el intendente Fernando Cotillo, la cual podría realizarse la próxima semana.

Comentá la nota