En Caleta Olivia se registra el peor piquete de la historia de Santa Cruz

Un enorme nudo se formó desde el jueves por la tarde en el ingreso norte a la ciudad por el piquete de cerca de 100 operarios de Fundación Olivia, con miles de automotores a un lado y otro. Más de 30 horas de corte de ruta, sin ningún desbloqueo, ocasionando la aglomeración minuto a minuto.
Durante la mañana y el mediodía, a ese nudo se sumaron otros ya dentro de la ciudad, transformando todo en un caos nunca visto: autos que buscaban salir -a contramano o con ruedas sobre los cordones de las veredas- de las encerronas de los "contrapiquetes" de los camiones, pasajeros que venían del sur provincial aguardando en colectivos, alimentándose con lo que conseguían en los kioscos cercanos, pasando la noche varados en la ruta.

"Entiendo todo lo que provocamos, pero si dejamos pasar cada media hora, va a ser otro piquete más y nadie nos dará bolilla", argumentó Ramón Costancio, dirigente de los manifestantes, afiliados a UTEDYC, desde la ruta, frente a la playa de tanques de TERMAP.

A media tarde, la policía les acercó la orden de desalojo de la carretera, emanada desde la Justicia Federal. Pero ellos hicieron una asamblea y decidieron quedarse "hasta las últimas consecuencias".

Entre los habitantes de la ciudad había voces encontradas sobre lo que se debía hacer. Si bien todos están acostumbrados y hastiados ante los piquetes, este tuvo una característica especial.

"No queremos que pase, pero va a pasar", presagió un hombre que miraba el extraño panorama desde la calle, mientras los camiones daban bocinazos como una enorme alarma. Eso acrecentaba los miedos y las furias contenidas de todos los residentes en la vapuleada urbe de protestas semanales.

DEMANDAS

Costancio reiteró las demandas de los operarios de Fundación Olivia. "Queremos que las operadoras YPF, Oxy y Pan American firmen un convenio en el que se comprometan a financiar el trabajo de la Fundación por cinco años. Al gobierno provincial le pedimos un convenio de compra o que nos ayude para la venta de nuestros productos, que son adoquines, losetas, plantines, etcétera".

"Hay que cortar por lo sano", manifestaban algunos vecinos, aludiendo a la intervención de Gendarmería para despejar la ruta. Otros se oponían a cualquier acción violenta.

A los gendarmes, que tienen bases en Truncado y Perito Moreno, sólo se los vio fugazmente cuando traspasaron el piquete cerca de las 8 de la mañana, pero hasta la tarde no hubo ninguna acción.

Las escuelas ubicadas sobre la avenida de ingreso, la EGB 14 y el jardín contiguo, suspendieron las clases porque sus ingresos estaban obstruidos. También estaba interceptada la entrada a las oficinas de Servicios Públicos.

Algunos camioneros, antes de que se pudrieran sus cargas comestibles, decidieron sacar pollos y hacer un asado para sus compañeros cerca del barrio Mar del Plata, un sector tapado también por los camiones.

ENCERRONAS

Desde temprano, la Dirección de Tránsito municipal puso vallas en varias esquinas céntricas para que los automóviles no quedaran acorralados. Pero es algo que a la larga no se pudo evitar, y algunos tuvieron que tomar las calles en contramano porque los camioneros empezaron desde las 7 a hacer "contrapiquetes" en la avenida San Martín y en la costanera, que son las arterias más transitadas para salir de la ciudad.

El estrés de los camioneros -muchos de ellos durmiendo y comiendo poco- se hacía sentir con los insultos. En el ingreso sur, que también fue cortado por los de la Fundación Olivia, las filas iban extendiéndose mientras seguían llegando enormes camiones desde Río Gallegos, Punta Arenas o Tierra del Fuego.

A las 14:20, un grupo de camioneros taponó toda la avenida San Martín con sus móviles, las cuadras más céntricas que dan a El Gorosito, y sobre la avenida Eva Perón, hasta llegar al barrio 2 de Abril.

En la costanera interpusieron más camiones, en simultáneo, en la esquina de 25 de Mayo y detrás del complejo deportivo también. Ya cerca de las 15 el caos fue total. Sólo se podía circular a pie por el microcentro, mientras los peatones cruzaban las principales calles entre motores y acoplados.

ESCEPTICISMO

Si bien a los operarios de Fundación Olivia les dijeron que la semana que viene les abonarán los sueldos de octubre, estos descreen de algunas voces oficiales.

También, el dirigente de UTEDYC aclaró que la protesta no se debía a ninguna cuestión interna, ya que "a pesar de que las elecciones para renovar autoridades en este gremio son el 20 de noviembre, eso es lo que menos nos preocupa porque primero queremos garantizar nuestros trabajos".

En cuanto a otras situaciones de "internismo" dentro del Consejo de Administración, Costancio también negó que eso esté influyendo en la protesta. "Que los directivos o miembros de la administración central se las arreglen ellos, eso no tiene nada que ver con nuestras preocupaciones", expresó.

Comentá la nota