Caleta Olivia: Los desocupados cesaron la toma del consejo

Al mediodía de ayer, los militantes del Polo Obrero que permanecieron desde el jueves pasado en el edificio del Concejo Deliberante tuvieron que retirarse por una orden de desinfección. Reclamaban capacitaciones rentadas para más de 100 desocupados. Cinco días estuvieron adentro, en los pasillos del inmueble céntrico. Había mayores, niños pequeños, con colchones para dormir en los pasillos, y hasta tenían una cocina pequeña para hacer comida. Los empleados del cuerpo deliberativo pudieron entrar y cumplir con sus tareas, pero ayer les dieron asueto.
Por la mañana, la presidenta del Concejo, Iris López, les comunicó que debían retirarse porque se iba a proceder a una desinfección. Se determinó ello debido a que los pasillos y las oficinas son lugares concurridos y aún rigen las medidas preventivas sanitarias por la Gripe A.

Así no lo entendieron los del Polo Obrero y aunque un grupo de 20 personas decidió salir, otras ocho se quedaron adentro hasta el mediodía.

Desde afuera María Hoyos, una integrante de la agrupación política, comentó que salieron porque López ingresó a la mañana "a sacarnos a los gritos, incluso nos tiró agua como si fuéramos bichos infecciosos".

Minutos después, la concejal respondió que en ningún momento ella maltrató a nadie, que les pidió en buenos términos que se retiraran, y que el edificio debía permanecer cerrado 24 horas una vez que se finalizara con esa tarea. Además dijo que en ese momento estuvo acompañada por la concejal del ARI, Ana María Pizzutto.

Acta

Entre los que no quisieron salir estaban dirigentes como Laura Costancio, que pugnaba por ser recibida por alguna autoridad. Concretamente piden que el Ejecutivo les cumpla con un acta que se firmó el 31 de julio pasado en la cual, según ellos, el municipio se comprometió a pagar becas por capacitación de 500 pesos.

Según fuentes comunales, estas capacitaciones primero deberían formar parte de un programa que debe ser aprobado por el Concejo Deliberante. El proyecto está estudiándose en comisión. Pero como algunos manifestantes tenían urgencias económicas, se les pagó esa beca por única vez en julio.

El tema es que el Polo Obrero dice que ya corrió agosto y no se les abonó las becas correspondientes a ese período, y que "el acta menciona pagos a lo largo de un año", como recordó Costancio.

Requisitos

El intendente Fernando Cotillo hace varios días les había ofrecido ver la situación de cada uno, indicándoles que los recibiría para analizar requisitos. Pero los dirigentes no accedieron porque quieren que se reciba al conjunto en representación de esta fracción política.

Además, hay números confusos en el listado de los desocupados que se inscribieron. Primero había 130, pero luego el Polo Obrero adosó más listados hasta llegar a 190, según indicaron funcionarios. También desde el Ejecutivo alegaron que en las capacitaciones rentadas anteriores sólo concurrieron dos personas.

Pero lo preocupante del asunto es que no hay un acuerdo de partes. "Ellos no quieren hacerse el estudio socio-económico, y así es difícil avanzar con soluciones", dijo López.

El Polo Obrero, por otra parte, constantemente promueve medidas de acción directa, como cortes de ruta o, en este caso, una "vigilia" en un edificio público.

Desde la Secretaría General de la comuna su titular, Amadeo Figueroa, criticó esa metodología.

Dijo que "la política del municipio es no negociar con quienes toman ruta, o utilizan métodos extorsivos, y mucho menos negociamos subsidios o becas sociales con partidos políticos. Con ese criterio, podrán venir otros partidos, o incluso el mismo sector del justicialismo para pedir subsidios, porque todos los sectores tienen militantes desocupados".

Comentá la nota