Caleta: forman una red de mujeres para contener a víctimas de violencia

Después de cuatro meses de capacitación, cincuenta mujeres formaron la Red de Mujeres Cristianas contra la No Violencia en esta ciudad. Tal es el nombre que adoptaron las integrantes y que presentaron oficialmente el miércoles por la tarde en un salón contiguo al Hotel Robert.
Entre las coordinadoras se encuentran profesionales médicas como la pediatra Isabel Romano y la ginecóloga Marisa Leno, quienes detallaron los alcances de esta red que buscará contener a aquellas mujeres víctimas de ataques sexuales o de maltrato físico y psíquico.

En la planificación están involucradas siete iglesias evangélicas de la ciudad como "Nueva Generación", "Biblia Abierta", "Asamblea de Dios", "Movimiento Cristiano y Misionero", "Cristo el Camino", "Centro Cristiano" y "Shekinah".

Por eso, quien ofició de presentador fue el pastor Luis Almonacid, felicitando a las mujeres por la valentía de proponer esta labor social ante el flagelo que existe y que, muchas veces, es silenciado por temor.

Leno dijo que las víctimas "sufren dos veces, la primera cuando es víctima del ultraje, y la segunda cuando se siente sola". Por eso, las capacitaciones se relacionaron con temas que atañen a las primeras contenciones espirituales que se deben dar a las mujeres que se acercarían a la red.

ESPACIOS

Próximamente anunciarán dónde estarán las integrantes atendiendo a las víctimas, pero adelantaron que habrá espacios en uniones vecinales y, por supuesto, en las mismas iglesias. Al mismo tiempo, estarán en contacto con instituciones estatales, como el Juzgado del Menor y la Familia, la Policía, la Subsecretaría de la Mujer de la Provincia y del municipio, entre otras.

"Las cincuenta mujeres están preparadas, listas, para decirles a aquellas mujeres víctimas, a las adolescentes que sufren noviazgos violentos que ahora hay un grupo de gente que puede contenerlas y acompañarlas", añadió Leno, "intentando en principio la reconstrucción de sus vidas, estando al lado de ellas en cualquier decisión que quieran tomar, desde el punto de vista legal, social o lo que quieran".

Además, la idea es que esta red pueda ampliarse a otras localidades de Santa Cruz, y va a brindar talleres para que las capacitadas puedan ayudar en la "autoestima de las víctimas", "hacia dónde recurrir", y, "sobre todo, como decir basta".

VIOLENCIA SOLAPADA

Romano, por su parte, recordó el caso de las mujeres raptadas para ejercer la prostitución, y el de las adolescentes abusadas sexualmente que concurren a su consultorio.

"Nos preguntamos qué se puede hacer contra la droga, el alcoholismo y esta sociedad violenta, pero lo que se tiene que hacer es trabajar en nuestros propios hogares, que es donde se sufre una de las violencias más solapadas que es la que se ejerce sobre los niños, adolescentes y mujeres, quizás porque en la sociedad son los que menos fuerza física tienen, y es difícil frenar la agresión. Dios no quiere la violencia", afirmó.

"Desde los consultorios y guardias recibimos a niños, y mujeres lastimadas, quebrados, internados que, a veces, terminan en terapia intensiva y pareciera que esto termina así", comentó la pediatra.

También están, dentro del grupo central de la red, pastoras de distintas iglesias como Mónica Mendez, quien abogó para que "las mujeres sean libres y bendecidas, al sacar esas heridas del alma". Otras guías evangélicas son Verónica Mansilla, Alejandra de Bandani y Gladys de Castillo. En el acto estuvo presente la concejal justicialista Lucila Rementería, quien se mostró de acuerdo con la iniciativa y se comprometió a ayudar desde su gestión.

Comentá la nota