Los caleros cortaron la ruta 153 por el parate de 35 firmas

Recibieron propuestas, pero al cierre de esta edición decidían en asamblea si levantaban el piquete o no.
Los camiones atravesaron la ruta nacional 153 y dejaron aislado al pueblo de Los Berros ayer al medio día. Con este piquete los caleros chicos reclamaban por la paralización de 35 empresas familiares. Pero del corte terminaron participando todos, caleros, obreros y comerciantes, ya que toda la economía del lugar depende de la cal; y esta cae con tantas caleras chicas paradas, porque las firmas grandes no les están comprando su producción.

Anoche, después de una reunión de casi 3 horas en el municipio de Sarmiento, los caleros escucharon las propuestas del secretario de Minería de la Provincia, Felipe Saavedra y del intendente departamental, Alberto Hensel.

Saavedra dijo que los caleros se fueron con el ánimo de levantar el paro, pero hasta el cierre de esta edición no había definiciones al respecto.

El funcionario dijo que a corto plazo la provincia podría comprar los residuos de cales que tienen las firmas chicas para volcarlos al vertedero municipal, de esta manera las empresas recibirán dinero y comenzarían a moverse; y así se realiza también el saneamiento de los pasivos ambientales de la zona.

Además hoy mismo los caleros y el municipio comenzarán a realizar un relevamiento del sector para saber con exactitud quiénes están afectados por la crisis de las caleras grandes.

El gobierno provincial se comprometió también a conseguir cupos propios de carbón residual para las empresas familiares y que no sigan atadas a los volúmenes que puedan venderles las caleras grandes.

Hensel agregó que el gobernador Gioja está tratando de conseguir fondos en la Nación para todos los sectores productivos en crisis. "Además vamos trabajar con las secretarías de Minería, medio Ambiente, el Municipio y el Ministerio de Trabajo para armar un proyecto sustentable y mejorar todo el proceso de productivo y la rentabilidad del calero", dijo el intendente.

El conflicto

Por la mañana el reclamo se había iniciado como una movilización, pero sin corte; luego de una asamblea en el lugar decidieron el corte permanente hasta tener una respuesta del gobierno.

Juan Mir, presidente de la Cooperativa Calera Minera Los Berros, explicó que este conflicto comenzó hace dos meses, originado por la crisis mundial que produjo la merma del consumo en general y de la demanda de cal. Esto fue admitido por las grandes caleras de la provincia; desde minera TEA habían señalado que en octubre y noviembre las ventas mermaron un 25%. Esta disminución afectó directamente a las caleras chicas de Los Berros, que le venden a las grandes y estas a su vez les venden el carbón residual para producir la cal. Pero como las caleras grandes estaban vendiendo menos, comenzaron a manejarse sólo con sus producciones propias y dejaron de comprar cal a granel a las chicas.

"Todas esas personas hoy están paradas porque no tienen en qué trabajar, están sin ingresos, el pueblo vive gracias a los caleros pequeños y al afectarlos afecta la economía principal, la cal es la columna vertebral del pueblo", dijo Mir.

Comentá la nota