Calculan que se quemaron 300 mil hectáreas en Córdoba

Se conoció ayer el primer dato de un relevamiento oficial sobre la cantidad de superficie quemada en Córdoba por los incendios forestales y rurales de este año: serían al menos 226 mil hectáreas, según indicó ayer la Secretaría de Ambiente de la Provincia.
Pero esa cifra sólo contempla hasta mediados de setiembre (y hubo focos puntuales hasta iniciado octubre) y midió únicamente "la zona central de la provincia".

De ese modo, puede darse por seguro que, contando el fuego que afectó zonas rurales del extremo sur de la provincia, la cifra real se ubicaría entre las 250 mil a 300 mil hectáreas.

En este marco, la Secretaría de Ambiente realizó ayer un taller como fase previa al lanzamiento de un Programa de Restauración de Áreas Incendiadas, con el objeto de "poner a consideración de especialistas y entes gubernamentales y científicos las tareas a desarrollar" para intentar remediar los daños causados por el fuego.

El plan de trabajo –se anticipó– se basará en "protocolos de procedimientos de acciones correctivas" a partir de la evaluación del suelo, el estado y tipo de vegetación, la fauna silvestre y las actividades que se realizan en cada lugar.

El secretario de Ambiente, Raúl Costa, estimó que "en 15 días se comenzarían a implementar acciones concretas, principalmente en aquellas zonas que se han visto más afectadas".

Los incendios producen pérdida de biomasa vegetal, fauna asociada, degradación y pérdida de suelos, se contaminan las aguas superficiales de arroyos y ríos, llevando además cenizas a los lagos, y se inician o profundizan procesos de erosión.

Del encuentro participaron técnicos del área de Ambiente, personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego y de Defensa Civil, especialistas del Laboratorio de Hidráulica y de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Córdoba.

Además de muchas zonas serranas, con vegetación, el fuego afectó vastas extensiones de campos, quemando rastrojos (restos) de cultivos.

Comentá la nota