Calculan que más de 100 hectáreas se incendiaron en Tolombón

Más de 100 hectáreas fueron las que se incendiaron entre el martes pasado y ayer en la localidad cafayateña de Tolombón. Así lo calcularon los integrantes del Escuadrón de Bomberos Voluntarios de Cafayate que consiguieron detener el fuego con escaso equipamiento y sin la colaboración del gobierno provincial.
En diálogo con Nuevo Diario, el oficial ayudante del cuerpo de bomberos, Heber Sulka, aseguró que si bien no han podido realizar una evaluación del terreno, calculan que más de 100 hectáreas de monte con bosque nativo se perdieron en el incendio.

El fuego alcanzó fundamentalmente a la Finca Orfila, aunque también afectó a algunos terrenos particulares más chicos.

El siniestro arrasó con un bosque de algarrobos, chañares,y otras especies características de los Valles Calchaquíes.

Aunque los bomberos cafayateños no están habilitados para hacer pericias y no pudieron determinar qué fue lo que originó el fuego, el titular del escuadrón, Gabriel Domingo, indicó que "los incendios en Cafayate nunca ocurren naturalmente". "Siempre hay intención de desmonte, un fuego de cocina mal apagado o algún descuido".

Sin ayuda provincial

Los bomberos lamentaron la falta de colaboración por parte de la Subsecretaría de Protección Civil a la que le solicitaron un avión hidrante que nunca llegó porque, según explicó su titular, Gustavo Paúl, tenía desperfectos técnicos y estaba siendo reparado.

Por la falta de asistencia financiera que le permitan adquirir equipamiento, los bomberos voluntarios de Cafayate sólo cuentan con una autobomba preparada para sofocar incendios en zonas urbanas, con una capacidad de carga 2.500 litros más 1.000 litros de espuma química para sieniestros de alto riesgo.

Así las cosas, los bomberos se vieron imposibilitados de acceder a la zona y tuvieron que pedirle una maquina retroexcavadora a la Municipalidad de Cafayate, con la que hicieron corta fuegos, es decir, una franja de terreno a la que se le quita la vegetación para impedir el avance del incendio.

Además, los pequeños productores pusieron a disposición sus tractores y tanques para sofocar el fuego. Gracias a que la temperatura bajó por la noche, pudieron controlar el incendio.

Comentá la nota