Calamitosa situación agrícola ganadera en el departamento General Güemes

CASTELLI (Agencia) - En el transcurso de la última reunión que tuvo la Subcomisión de Emergencia Agropecuaria de nuestra localidad, el equipo técnico que la compone ha elaborado un extenso informe sobre la grave situación que está atravesando el sector agrícola ganadero, ante la falta de lluvias que se están demorando, mientras los efectos nefastos de la actual prolongada sequía siguen afectando muy seriamente a la economía regional, con un profundo impacto negativo en la parte ganadera, que está haciendo perder las dos terceras parte de los rodeos del departamento General Güemes.
El área agrícola, nuestro departamento se encuentra atravesando un déficit hídrico desmedido por segundo año consecutivo.

Con relación a los cultivos el equipo técnico regional precisó las siguientes evaluaciones respecto a gran problemática productiva.

En las sementeras bajas de sandía, melón, zapallo coreanito, gris plomo, calabaza y zapallo tetsukabuto, se determinó una intención de siembra de 3.500 hectáreas al igual que campañas pasadas. Hasta la fecha la superficie que se encuentra implantada es de aproximadamente 1.500 hectáreas donde la mayoría de estos cultivos se encuentran afectados por la intensa sequía, y por lo tanto, con una productiva muy condicionada.

Las evaluaciones registran por las primeras dos siembras realizadas en julio y agosto, sufrieron considerablemente el efecto de temperaturas muy bajas con heladas, y el resto de la superficie sembrada más tarde sufrió el efecto de voladura de suelo junto con la sequía generalizada afectando el crecimiento y desarrollo de los cultivos, por esto para la presente campaña la producción hortícola en el departamento se encuentra en total decrecimiento respecto a su superficie dado que actualmente nos encontramos en el orden de las 1.000 hectáreas, aproximadamente, con una posible producción muy acotada. Esto es consecuencia de la pérdida parcial de superficie debido a la mortandad de plantas.

Por todos los eventos climáticos adversos reinantes hasta el presente, se espera para la próxima cosecha una merma importante de producción de todas las hortalizas sembradas en el departamento.

Muy poco girasol

Con respecto al cultivo de girasol el área estimada es de solamente unas 1.000 hectáreas, que están ubicadas geográficamente en la región sur y oeste del departamento General Güemes. Su siembra también fue problemática dada la escasa humedad y a las bajas temperaturas en el suelo. El estado general de los cultivos es regular a malo, debido a que soportaron condiciones desfavorables en el momento de la germinación originando nacimientos irregulares, más aún se notan diariamente muertes de plántulas por estrés hídrico. Todas estas condiciones harán que impliquen categóricamente en forma negativa en los rendimientos, e incluso, en algunos lotes ni se llegaría a cosechar.

Atentos al algodón

Para el cultivo del textil oro blanco del algodón; los productores están atentos e interesados por la situación climática y por el avance de la plaga del picudo del algodonero. Se determinó que el área de siembra del textil en la campaña 2008/09 en el departamento General Güemes osciló entre las 10.000 y 11.000 hectáreas, cálculo efectuado a través de la distribución de simiente y evaluaciones a campo realizadas por técnicos del Ministerio de Economía, Producción y Empleo de la Provincia.

Los rendimientos fueron muy variables dependiendo de la zona donde se encontraban los cultivos por la variabilidad de las escasas precipitaciones producidas en forma aislada.

Al cierre de la última campaña cerrada en el mes de julio de 2009, se registra un nivel de acopio por parte de acopiadores y cooperativas de 10 mil toneladas de algodón en bruto. Por consiguiente, estaríamos en un rendimiento promedio en el departamento de 1.000 kilos/hectáreas, con un precio promedio de algodón en bruto de $ 800 por tonelada. El costo estimado por los organismos oficiales para esta región oscila en esa cifra, de acuerdo a la tecnología empleada por los productores de la zona.

Para esta campaña la intención de siembra del textil se mantiene igual a la campaña 2008/09; es decir estaríamos en el orden de las 10.000 a 12.000 hectáreas. Pero todo estaría condicionado a si se normalizan las lluvias antes del mes de noviembre.

Mas soja

Con respecto a granos como ser soja, maíz y sorgos todos los cultivos del departamento de la campaña 2008-09 sufrieron el efecto de la sequía en la etapa mas critica de su crecimiento y desarrollo que es la floración y su posterior llenado de grano, ocasionando muy bajos rendimientos y en muchos casos ni se llego a cosechar.

Para la presente campaña se diagnostica un aumento en el área de siembra de soja respecto a otras campañas. Para el caso del cultivo de maíz y sorgo la superficie estimada superaría a las campañas anteriores.

Robo de colmenas

Con respecto a Apicultura, prácticamente los 230 productores están realizando acarreo de agua por la carencia en todos los apiarios, o sea que están realizando una tarea complementaria a la que deben hacer para esta época del año. Uno de los problemas que están teniendo en estos momentos, es el de robo de colmenas lo que llevará a mermar la producción de miel, otro y el más importante, fue un ataque excepcional de meliponas, que destruyó 3.000 colmenas de las 18.710 que había en la zona.

Mortandad de animales

La situación ganadera es la más preocupante y agobiante pues tanto las pasturas naturales como las implantadas resultan estar en condiciones de estrés hídrico y en la mayoría de los lotes implantados con melilotus, gatton panic o sorgo forrajero, se encuentran con un aspecto de marchitez. Los reservorios de agua (represas, pozos, aguadas naturales o perforaciones, al momento podemos aseverar que la mayoría están secos y/o a punto de llegar al nivel mínimo. También la calidad de agua se encuentra totalmente desmejorada por sus altos contenidos en sales que perjudican al ganado en general.

La situación del ganado bovino, caprino, ovino y equino es prácticamente deplorable por la alta pérdida de peso corporal y afecciones de distinta índole. La resultante de todo este cuadro se refleja en las escasas pariciones y problemas en el momento de ocurrir las mismas, todo ello debido a la mala condición corporal y alimentaria que están padeciendo. Respecto al futuro se considera que por más que ocurrieran precipitaciones en cantidad, no se revierte esta situación en pocos meses, por consiguiente las nuevas gestaciones y pariciones también resultarían afectadas y demoradas.

Toda esta consecuencia es aún más difícil por la desesperación de los productores en realizar arrimes y/o acarreos de agua, compra de forrajes, traslado de hacienda y venta forzosa de animales para salvar dicha situación. Esto ocurre prácticamente a diario y resulta que dichos movimientos para llegar a una fuente de agua se encuentran muy distantes y los medios (camiones cisternas, batanes, motores y bombeadores) implican ser escasos y costosos para dicho fin, más aun para los pequeños productores ganaderos.

Según estimaciones de los organismos oficiales del departamento las pérdidas referidas a mortandad de animales estarían en el orden del 10 % promedio, esto significa que la zona más afectadas estaría comprendida al norte, noreste y noroeste del departamento; podríamos estimar que dicho valor estaría cercano al 30 por ciento de mortandad, y de persistir las actuales condiciones, superiores a estas pérdidas estimadas.

Cabe aclarar que esta situación de mortandad se está incrementando a medida que transcurren los días, y seguramente continuará hasta el periodo en que se normalicen las pasturas y aguadas.

Permisos forestales

La situación forestal se encuentra también afectada debido al retraso de permisos forestales por falta de emisión de constancia de la tierra que afecta directamente al pequeño productor, que en este caso es el más afectado y debido a ello no puede comercializar los productos primarios del monte como leña, rollizos, postes y carbón.

También el comercio se ve muy comprometido dado al escaso movimiento que en esta zona la producen en un 70 % el sector primario.

Repercusiones

Toda esta situación ocurrida en el sector agrícola, ganadero, apícola, forestal y comercial e industrial, trae aparejada una disminución o casi paralización total del sistema comercial-financiero de todas las localidades que integran el departamento General Güemes. Esta situación, técnicamente afecta a los productores ganaderos a corto, mediano y largo plazo, pues hay situaciones como del sector, se estima una recuperación paulatina dentro de los 24 meses siguientes con mucho apoyo del propio Estado, siempre y cuando ocurrieran precipitaciones que se acerquen a los promedios de años normales. En conclusión estamos diciendo y pronosticando un futuro muy conflictuado para todos los sectores productivos del noroeste chaqueño.

Comentá la nota