El Calafate: investigan compras de tierras fiscales del titular de la AFIP

Se trata de un terreno de 1.600 metros cuadrados de tierras del Estado.
La Justicia de Santa Cruz sigue dando buenas señales a la Casa Rosada: la sobrina del ex presidente Néstor Kirchner seguirá a cargo de investigar al matrimonio presidencial por una posible maniobra fraudulenta con la compra de terrenos fiscales en El Calafate. La decisión también favorece al actual titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y a empresarios cercanos al kirchnerismo.

La noticia trascendió ayer en el ámbito de la política santacruceña. El Tribunal Penal de Río Gallegos resolvió rechazar un recurso presentado en contra de la fiscal penal de El Calafate, Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner, la ministra de Acción Social de La Nación. El denunciante, Alvaro De Lamadrid argumentaba que Mercado no podía investigar el caso ya que ella, además de ser sobrina de Kirchner, también había adquirido un terreno fiscal en El Calafate. Así y todo se lo rechazaron.

La compraventa de terrenos fiscales en El Calafate es motivo de investigación judicial desde 2006, aunque es una operación que se viene haciendo, hasta hoy, desde los primeros años de la década del 90. Con la intención de poblar esa parte de la patagonia, la intendencia de Santa Cruz comenzó a vender a precios irrisorios miles de terrenos fiscales vecinos al centro. En algunos casos se vendieron por licitación y otros por adjudicación directa. En total se hicieron 12.000 operaciones, sólo que algunas de ellas llamaron la atención, empezando por las del matrimonio Kirchner.

Durante 2006, los Kirchner compraron cerca de 90 mil metros cuadrados de lotes fiscales, a un valor de 7,5 pesos el metro cuadrado. Pero en su última declaración jurada, la que les valió nuevas denuncias sobre supuesto enriquecimiento ilícito, los Kirchner dijeron haber vendido esos lotes a precios que van desde los 100 a los 120 pesos el metro cuadrado. Como ejemplo, un terreno que habían adquirido en 50 mil dólares lo acabaron vendiendo, meses después, en 2,4 millones de dólares. ¿Fue una simple compra venta afortunada o esos lotes estaban en zonas privilegiadas?

Otros de los compradores de tierras fiscales fueron Ricardo Echegaray (de la AFIP) y los empresarios K Rudy Ulloa y Lázaro Baez, además de la sobrina de Kirchner.

En el caso de Echegaray, se hizo de uno de los terrenos en 2002. Según documentación a la que accedió Clarín, se compró el lote 8 de la manzana 604 del loteo hecho por la municipalidad de El Calafate. Es un lote de 1.203 metros cuadrados. Fuentes cercanas al titular de la AFIP consultadas por Clarín, dijeron que lo había comprado por licitación cuando era funcionario del BID ¿ estaba de licencia en la AFIP ¿ y que no fue un favor político.

Los terrenos fiscales de Calafate adquirieron interés público en los últimos meses, a partir de la difusión de la última declaración jurada del matrimonio de los Kirchner. En El Calafate, muchos empresarios están enojados con esa declaración, ya que aseguran que es imposible que hayan vendido esos lotes a los montos que declararon. "Ahora todo el proceso quedó bajo sospecha, cuando fue una buena idea para poblar el pueblo.", confió ayer un empresario de la construcción. Según dicen, el valor real de mercado de los terrenos fiscales no supera hoy los 30 pesos el metro cuadrado. Todo esto, de todos modos, está bajo investigación judicial. O bajo la investigación de la sobrina del matrimonio presidencial.

Comentá la nota