La Caja de Servicios Sociales y un proyecto más tribunero que serio

La Caja de Servicios Sociales y  un proyecto más tribunero que serio

Un polémico y peligroso proyecto con más baches que certezas busca dar libre elección a los afiliados a la CSS de la municipalidad, sin considerar la importante deuda del municipio con la entidad, pero tampoco la gran desigualdad que se podría generar entre los mismos trabajadores. Pero, además, sin dimensionar que la obra social provincial tiene niveles de cobertura que ninguna otra obra social otorga con los montos descontados a los afiliados.

concejal de cambiemos ingresó un proyecto al concejo Deliberante plagado de errores jurídicos. Leguizamón busca que los afiliados a la CSS puedan decidir en que entidad del seguro de salud afiliarse, pero no explica los diez millones mensuales que el municipio no paga a la obra social, ni se aborda que ninguna otra prepaga ni OS podría brindar las prestaciones que actualmente se están dando a afiliados y adherentes, aún con el déficit vigente.

El proyecto de ordenanza que tomó estado parlamentario este jueves propone modificar la ley que rige el funcionamiento de la Caja de Servicios Sociales, para que los empleados y funcionarios municipales puedan optar por una obra social de su preferencia se nutre de conceptos erróneos, pero fundamentalmente la idea de libre elección en este caso queda abolida si nos referimos a lo histórico.

En principio la ley provincial 364 crea la Caja de Servicios Sociales y en su artículo 3 indica que “la municipalidad previa sanción de la correspondiente ordenanza podrán adherir a la presente Ley”. Río Gallegos adhirió el 23 de enero de 1969. Por ello es necesario indicar que es el municipio el que debe des adherir por completo a la Ley si existiese la intención de generar libre elección que, por otro lado, es un concepto introducido en la 23660 cuya injerencia es de las obras sociales y prepagas nacionales por lo que no tiene jurisdicción sobre la CSS.

No obstante, aún generando una iniciativa para que el municipio “rompa el convenio con la CSS” es necesario indicar que la obra social provincial està considerada como una de las mejores rankeadas en todo el país por las prestaciones que brinda y el tipo de cobertura que tiene, aun a pesar de las malas administraciones que se dieron fundamentalmente desde el año 2010 al 2015 por parte de los sucesivos interventores. Incluso en el 2012 Liliana Korenfeld presentó su renuncia al notar serias deficiencias en la administración: “la falta de compromiso y la arbitrariedad en la administración de los recursos de los afiliados a la Caja de Servicios Sociales” indicaba la ex superintendente de Servicios de Salud de la Naciòn.

A los afilados se les descuenta un promedio mensual de $ 1350 y disponen de un cobertura exepcional comparada con las obras sociales nacionales que actualmente están en la provincia, incluso con derivaciones, pasajes  y estadías en Río Gallegos, Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia y Buenos Aires, cobertura que no obliga la ley 23660 de obras sociales y prepagas, muchos menos con los montos que podrían erogar los municipales a esas entidades.

Según fuentes consultadas la CSS afronta cerca de mil derivaciones mensuales de las cuales más de 300 son a Buenos Aires y las 700 restantes se dividen entre Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos.

Si el afiliado va a cirugía va con acompañante cubierto al 100 %, si va  a control el acompañante se cubre el 50 % y si ese afiliado es menor de edad, mayor de 65 o tiene certificado de discapacidad siempre es al 100 % más allá de si va a cirugía o a control, con la salvedad que si auditoría médica lo considera se  suma un segundo acompañante también al 100 %. Esto incluye pasaje aéreo en el caso de Buenos Aires y colectivo en la provincia, hotel con pensión completa y viáticos.

Quizá lo más paradójico del proyecto del concejal oficialista sea que mensualmente el ejecutivo genera una deuda de 10 millones con la Caja de Servicios Sociales y el total de la deuda hoy ronda los 400 millones de pesos, solo del municipio de Rìo Gallegos. Mientras en toda la provincia la CSS da cobertura a cerca de 33000 personas ligadas a todos los municipios, entre titulares y adherentes, y el total de deuda que tienen las comunas ronda los 1500 millones de pesos. En este marco sería redundante explicar que hasta que no haya saldo de esos números, es jurídicamente imposible hacer cualquier tipo de modificación.

Pero lo más importante de estas pretensiones tal vez esté vinculado a este “clima de época en la que la demonización de lo público  y la reivindicación de lo privado sea cosa de todos los días, en donde el mercado se vuelve “bondadoso” y el Estado es lo que hay que achicar. La CSS es uno de los símbolos que destaca a la provincia en términos de salud y en este sentido que los errores que se han cometido, las malas administraciones, la necesidad de normalizarlizaciòn real no desvíe  el camino, ni deje de reivindicar la lucha de muchos por una entidad que pone de manifiesto un modelo que puede ser humanístico, igualitario antes que redituable.

Coment� la nota