La Caja prevé bajar 20% el número de altas

Jubilará sólo a quienes hayan aportado a la Provincia en la mayor parte de su vida activa / Antes de la reforma, aceptaba activos con apenas 10 años de servicio / Un decreto fijó las nuevas condiciones, que apuntan a recortar la cantidad de beneficios otorgados al año.
Con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 1999 –firmado por el gobernador Juan Schiaretti el 30 de diciembre pasado–, quedaron establecidos los criterios por medio de los cuales la Caja de Jubilaciones otorgará los nuevos beneficios.

En realidad, esas pautas ya se aplicaron durante el año pasado, en consonancia con la ley 9.504 (julio de 2008), sólo que ahora los requisitos quedan jerarquizados a través de una norma.

Según el titular de la Caja, Osvaldo Giordano, el decreto otorga "transparencia, objetividad y precisión en la aplicación de las reglas de acceso al sistema, limitando los márgenes de discrecionalidad y dilación a los funcionarios".

Recorte

Aunque se admite que los resultados no se verán a corto plazo, el objetivo es reducir en más de 20 por ciento la cantidad de nuevos jubilados por año.

"Es un criterio que permitirá reducir el número de altas, porque había gente que se jubilaba por la Provincia con 10 años de aportes e incluso menos", agregó Giordano.

La norma, que modifica la ley 8.024, no toca la edad para jubilarse (60 años para mujeres y 65 para los varones), sino que indica que la Caja provincial otorgará el beneficio "siempre que el interesado acreditare haber desempeñado la mayor cantidad de años de servicios con aportes bajo su órbita".

Este parámetro es el que rige en el sistema nacional y también en las provincias, excepto Santa Cruz, cuyo organismo previsional arrastra un déficit que equivale al 45 por ciento del gasto corriente.

Ahora, ante cada nuevo expediente, la Caja cruzará datos para chequear las declaraciones juradas y certificaciones de servicio, tarea que incluso permitirá detectar a tiempo una posible "doble jubilación".

Docentes. Aquellos empleados públicos que no alcanzaron a completar 10 años al frente de un curso con un mínimo de 12 horas semanales se regirán por las normas generales, que exigen 30 años de servicio y la edad prevista para el régimen de los educadores.

Autónomos y monotributistas . Se computarán los períodos declarados prescriptos o renunciados para determinar cuál será el sistema otorgante del beneficio. Se apunta, de este modo, a autónomos y monotributistas que no pagaron períodos antes la Anses, que ahora serán tenidos en cuenta para determinar qué jurisdicción debe afrontar la futura pasividad.

Profesionales. Se mantiene el régimen de reciprocidad con las cajas profesionales, aunque el futuro pasivo deberá haber aportado 15 años o más a la Provincia para eventualmente optar por el sistema estatal. Ello porque rige la prorrata entre ambos sistemas, por lo que cada uno se hace cargo, en forma proporcional, del beneficio a liquidar.

Policía. Quedan en pie los requisitos actuales para policías, personal penitenciario y quienes prestaron servicio en las Fuerzas Armadas.

Reparación. Se computan los períodos de servicios fictos reconocidos por la Caja, como por ejemplo los empleados públicos que fueron despedidos durante la dictadura militar.

Cálculo. Para quienes aportaron a regímenes diferentes y con distintos requerimientos de edad (por ejemplo, docentes que también son profesores universitarios), se hará un prorrateo (reparto proporcional) primero por el tiempo de servicio y luego, por la edad. También se contempla a los jornaleros.

Pago a jubilados

Comienza el próximo lunes con los pares y sigue el martes con los impares. El horario de atención en el hogar de día Arturo Illia se reducirá de 8 a 13 por los cortes de energía. Las liquidaciones seguirán los días 3 y 4 de febrero.

Comentá la nota