La Caja manda a ejecutar a 172 productores morosos

Tomaron préstamos en el 2000 y no pagaron. Sólo se recuperó un 30%.
Luego de ser intimados para que paguen y hacer caso omiso, 172 productores sanjuaninos quedaron en la mira de la Caja de Acción Social. El organismo mandó a Fiscalía de Estado los expedientes de 142 de ellos para que sean ejecutados en la Justicia por no pagar los préstamos que tomaron hace nueve años y en los próximos días, 30 más quedarán en la misma situación. Los créditos fueron otorgados en la gestión de la Alianza por un total de 1,4 millones de pesos -eran equivalentes a dólares- y el Estado, por ahora, ha podido recuperar nada más que un 30 por ciento.

Los préstamos en cuestión formaron parte de una especie de línea crediticia excepcional, ya que la Caja de Acción Social no acostumbra a asistir al sector productivo, que en todo caso puede canalizar ese tipo de inquietudes a través de áreas específicas de gobierno. Los registros oficiales indican que fueron 365 emprendedores los que se vieron beneficiados y que se prestaron en total 1,4 millones de pesos, lo que equivalía al mismo monto en dólares ya que regía el uno a uno.

Según el titular de la Caja de Acción Social, Guillermo Ruiz, el Estado recuperó el 10 por ciento del monto total gracias a los productores que pagaron en los plazos previstos. El otro 90 por ciento entró en mora, pero paulatinamente se cobró una parte: un 10 por ciento por las intimaciones que desde 2004 hizo el organismo al titular del crédito o al garante y otro 10 por ciento se recuperó mediante las ejecuciones que realizó Fiscalía de Estado.

Hoy quedan 980 mil pesos que no han vuelto a las arcas de la provincia. Ruiz aseguró que actualmente hay 142 créditos que fueron enviados a Fiscalía de Estado para que inicie el cobro mediante una demanda y adelantó que "tenemos 30 que en estos días los vamos a mandar y hay otros que estamos revisando y que si no cumplen, serán ejecutados".

"Cuando llegamos en 2003 las cosas no estaban muy ordenadas y no habían intimaciones", lanzó ayer Ruiz, en una suerte de crítica a la gestión que lo antecedió, que era encabezada por el radical Alfredo Marún. Según el giojista, "nosotros tuvimos que empezar a intimarlos para que cumplan".

No es el único agujero que le quedó a las cuentas fiscales en el gobierno aliancista. El Estado entregó en 2001 créditos de cosecha y acarreo y la mayoría de los productores lo devolvieron con vino o mosto, que en gran parte desaparecieron o se descompusieron. Hoy sigue siendo una incógnita lo que exactamente perdió la provincia por esa operatoria.

Comentá la nota