La Caja de Jubilaciones analiza incorporar a Enersa y a Sidecreer

Por ley ya están dentro del sistema provincial el Bersa y el Instituto del Seguro. Los bancarios reportan un ingreso mensual de 1,2 millones de pesos. La idea es volver al sistema provincial a empleados que hoy aportan a la Nación.
Luego de la promulgación en julio último de la Ley Nº 9.918 por la que empleados del Nuevo Bersa y del Instituto Autárquico Provincial del Seguro (Iapser), y sus empresas asociadas, quedaron incorporados al régimen provisional provincial, la Caja de Jubilaciones y Pensiones analiza ya la posibilidad de nuevas incorporaciones.

En concreto, se trata del traspaso de los trabajadores de dos empresas que están bajo la órbita del Estado entrerriano como son la tarjeta de crédito Sidecreer y la distribuidora Energía Entre Ríos SA (Enersa). Aunque todavía no hay proyecto en firme, sí se han cruzado datos, y se analizó la conformación etárea de la población de empleados de ambos organismos.

Como en el caso del Iapser, parte de los empleados de Enersa y la totalidad de Sidecreer son aportantes al sistema nacional que administra la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). La idea es que esos aportes se vuelquen al sistema entrerriano que administra la Caja de Jubilaciones.

Evaluación

Daniel Elías, presidente de la Caja de Jubilaciones y Pensiones, dijo que “el análisis que hacemos al plantear la posibilidad de incorporar a estas dos poblaciones al sistema es por cuanto, en principio, nos parece que pueden llegar a ser poblaciones atractivas para el sistema, teniendo en cuenta que el promedio de edad es sumamente bajo, es gente muy joven. Probablemente el promedio de edad es 30 años”.

Al ser población joven, “nos demuestra que es una población que durante muchos años va a ser aportante y eso, obviamente, que nos beneficiaría enormemente. Además, tanto en el caso de Sidecreer como de Enersa, son dos empresas del Estado entrerriano. En el caso de Enersa, tenemos ya un estudio presentado por la empresa, que nos está mostrando un perfil poblacional también atractivo, porque el promedio de edad también es bajo. Es mayoritariamente joven, y que por lo tanto la proyección actuarial nos muestra que a corto y mediano plazo podrían resultar superavitarias”.

“De todos modos –aclaró el funcionario— en los dos casos quiero ser prudente: aún resta desarrollar un análisis de la viabilidad jurídica, y también actuarial. Son recién los primeros números y estudios que estamos haciendo. Terminado todo el estudio recién allí daríamos una opinión definitiva sobre la posible incorporación o no”.

Estado y números

En la perspectiva del titular de la Caja de Jubilaciones y Pensiones, “a priori, aparecen como poblaciones que resultan atractivas. Hoy, tenemos la situación de que el 100 % de los empleados de Sidecreer, y poco más del 50 % de los empleados de Enersa, que fueron los que se incorporaron cuando la empresa estaba en manos privadas, aportan al sistema nacional de jubilación”.

La evaluación del organismo al plantear la incorporación de esos trabajadores al régimen jubilatorio provincial tiene un trasfondo económico, y de impacto en las finanzas propias del sistema. La incorporación de los bancarios, recordó Elías, producirá un ingreso mensual que ronda 1,2 millones de pesos.

“En principio, la proyección que estamos viendo sobre los posibles futuros beneficios, nos da que en los próximos cuatro años, la expectativa de nuevos beneficios no llega a 60 personas, es decir menos de un 10 % de la población que se incorporó. El 90 % restante, seguirá aportando”, destacó.

La idea, subrayó, “es generar la mejor propuesta de cobertura en seguridad social a trabajadores que han tenido su paso por el Estado, o que están en empresas del Estado”.

De ese modo, en definitiva, podría engrosarse el universo de jubilados que están dentro del régimen provincial, y que hoy suman una cifra aproximada a los 38 mil en la provincia. Y que son sostenidos por un sistema que arrastra un déficit instalado de 20 millones de pesos al mes.

Comentá la nota