La Caja de Jubilaciones acumula un déficit de $ 690 millones en 2009

Equivale al presupuesto asignado por la Provincia al Ministerio de Educación. Estiman que cerrará el año con un rojo de $ 1.110 millones. Con los ingresos, apenas cubre el 74% de las erogaciones
El des­ba­lan­ce en las cuen­tas de la Ca­ja de Ju­bi­la­cio­nes de la Pro­vin­cia no pa­ran de pro­fun­di­zar­se. Se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio ofi­cial de la en­ti­dad, en los pri­me­ros ocho me­ses del año ope­ró con un dé­fi­cit de 690 mi­llo­nes de pe­sos que fue el re­sul­tan­te de $ 2.002 mi­llo­nes de in­gre­sos y $ 2.692 mi­llo­nes de ero­ga­cio­nes.

Los da­tos sur­gen del úl­ti­mo In­for­me Fi­nan­cie­ro pu­bli­ca­do por la Ca­ja ac­tua­li­za­do al mes de agos­to. En es­te do­cu­men­to se di­fun­de de ma­ne­ra de­ta­lla­da los in­gre­sos y egre­sos del sis­te­ma pre­vi­sio­nal pro­vin­cial. Se­gún es­ta in­for­ma­ción el de­se­qui­li­brio en los pri­me­ros 8 me­ses del año al­can­zó los $ 690 mi­llo­nes. El to­tal de apor­tes y con­tri­bu­cio­nes ape­nas cu­bren el 74% de las ero­ga­cio­nes pres­ta­cio­na­les. Es de­cir que de ca­da $ 4 que pa­ga la Ca­ja en pres­ta­cio­nes, só­lo cuen­ta con in­gre­sos ge­nui­nos pa­ra fi­nan­ciar $ 3. En ba­se a es­tos da­tos se pro­yec­ta pa­ra to­do el año 2009 un de­se­qui­li­brio su­pe­rior a los $ 1.100 mi­llo­nes.

En tér­mi­nos com­pa­ra­ti­vos, el dé­fi­cit del sis­te­ma pre­vi­sio­nal es si­mi­lar al gas­to pro­yec­ta­do en edu­ca­ción ini­cial y pri­ma­ria ($ 905 mi­llo­nes), se­gu­ri­dad ($ 1.061 mi­llo­nes) y sa­lud ($ 1.187 mi­llo­nes) y sen­si­ble­men­te más al­to al to­tal del pre­su­pues­to des­ti­na­do a pro­mo­ción y asis­ten­cia so­cial ($ 752 mi­llo­nes) y al asig­na­do a cons­truc­ción y man­te­ni­mien­to de ru­tas y ca­mi­nos ($ 419 mi­llo­nes).

Se­gún in­for­ma­ron des­de la Ca­ja, el de­se­qui­li­brio de los pri­me­ros 8 me­ses del año fue fi­nan­cia­do con $ 324 mi­llo­nes apor­ta­dos por la Anses (47% del dé­fi­cit), con $ 77 mi­llo­nes re­cau­da­dos a tra­vés de la con­tri­bu­ción pa­tro­nal es­ta­tal ex­traor­di­na­ria del 2% fi­ja­da pa­ra la emer­gen­cia (11% del dé­fi­cit) y con $ 18 mi­llo­nes por pa­gos efec­ti­vi­za­dos con tí­tu­los (2,5% del dé­fi­cit). El res­to fue cu­bier­to fun­da­men­tal­men­te con unos $ 272 mi­llo­nes trans­fe­ri­dos por la Pro­vin­cia. Es­to equi­va­le apro­xi­ma­da­men­te a un 39% del to­tal del dé­fi­cit.

"La Pro­vin­cia fue for­za­da a trans­fe­rir una im­por­tan­te ma­sa de re­cur­sos a la Ca­ja de­bi­do a los in­cum­pli­mien­tos de la Anses (que pri­va­ron al sis­te­ma pre­vi­sio­nal de $ 176 mi­llo­nes) y a los am­pa­ros de la Jus­ti­cia a fa­vor de be­ne­fi­cia­rios afec­ta­dos por el di­fe­ri­mien­to (que im­pli­ca­ron ero­ga­cio­nes por $ 90 mi­llo­nes)", se­ña­la­ron des­de la en­ti­dad.

En es­te sen­ti­do, el ti­tu­lar de la Ca­ja, Os­val­do Gior­da­no, se­ña­ló que "es­ta de­li­ca­da si­tua­ción fi­nan­cie­ra es la con­se­cuen­cia de dos fac­to­res muy ne­ga­ti­vos pa­ra el sis­te­ma.

Por un la­do, la de­li­be­ra­da ac­ti­tud del Go­bier­no na­cio­nal de vio­lar un Con­ve­nio fir­ma­do por la Pre­si­den­ta y que fue ava­la­do por el Con­gre­so de la Na­ción al con­tem­plar en la ley de pre­su­pues­to 2009 una par­ti­da es­pe­cí­fi­ca pa­ra su cum­pli­mien­to. Por el otro, el uso dis­tor­si­vo de los am­pa­ros que vie­ne con­va­li­dan­do el Po­der Ju­di­cial de la pro­vin­cia, in­clu­so a tra­vés del re­cien­te fa­llo del TSJ. En la prác­ti­ca, se es­tá uti­li­zan­do un me­ca­nis­mo ju­rí­di­co de ex­cep­ción y de apli­ca­ción tran­si­to­ria, co­mo lo es el am­pa­ro, pa­ra im­pe­dir, du­ran­te más de un año, la apli­ca­ción de una ley le­gí­ti­ma­men­te san­cio­na­da por la Le­gis­la­tu­ra y que es cla­ve pa­ra evi­tar el co­lap­so del sis­te­ma", ex­pli­có el fun­cio­na­rio.

Los números en rojo de los primeros 8 meses

1. Los re­cur­sos pro­pios y re­gu­la­res de la Ca­ja acu­mu­la­dos a agos­to de 2009 su­man $ 2.002 mi­llo­nes. En igual pe­río­do el sis­te­ma pre­vi­sio­nal pro­vin­cial afron­tó ero­ga­cio­nes por un mon­to to­tal de $ 2.692 mi­llo­nes. Es­to im­pli­ca que du­ran­te los pri­me­ros ocho me­ses del año el sis­te­ma pre­vi­sio­nal cor­do­bés arro­jó un dé­fi­cit de unos $ 690 mi­llo­nes. Es­to lle­va a pro­yec­tar que el dé­fi­cit pa­ra el año 2009 se ubi­ca­ría en al­re­de­dor de los $ 1.110 mi­llo­nes.

2. El to­tal de apor­tes y con­tri­bu­cio­nes ape­nas cu­bren el 74% de las ero­ga­cio­nes pres­ta­cio­na­les. Es de­cir que de ca­da $ 4 que pa­ga la Ca­ja en pres­ta­cio­nes, só­lo cuen­ta con in­gre­sos ge­nui­nos pa­ra fi­nan­ciar $ 3. El úni­co sec­tor en el que los apor­tes y con­tri­bu­cio­nes de los em­plea­dos ac­ti­vos son su­fi­cien­tes pa­ra cu­brir el pa­go de las ju­bi­la­cio­nes y pen­sio­nes es el de los mu­ni­ci­pios y co­mu­nas del in­te­rior. En los res­tan­tes sec­to­res, con los re­cur­sos ge­nui­nos que ge­ne­ran los ac­ti­vos só­lo se cu­bre una par­te de las ero­ga­cio­nes que de­man­dan los pa­si­vos.

3. En tér­mi­nos com­pa­ra­ti­vos, el de­se­qui­li­brio del sis­te­ma pre­vi­sio­nal es si­mi­lar al gas­to pro­yec­ta­do en la ley de Pre­su­pues­to 2009 en la fi­na­li­dad edu­ca­ción ini­cial y pri­ma­ria ($ 905 mi­llo­nes), se­gu­ri­dad ($ 1.061 mi­llo­nes) y sa­lud ($ 1.187 mi­llo­nes). Ade­más re­sul­ta sen­si­ble­men­te más al­to al to­tal del pre­su­pues­to des­ti­na­do a pro­mo­ción y asis­ten­cia so­cial ($ 752 mi­llo­nes) y a los $ 419 mi­llo­nes des­ti­na­dos a cons­truc­ción y man­te­ni­mien­to de ru­tas y ca­mi­nos.

4. El dé­fi­cit de los pri­me­ros 8 me­ses del año fue fi­nan­cia­do con $ 324 mi­llo­nes apor­ta­dos por la Anses (47% del dé­fi­cit), con $ 77 mi­llo­nes re­cau­da­dos a tra­vés de la con­tri­bu­ción pa­tro­nal es­ta­tal ex­traor­di­na­ria del 2% fi­ja­da pa­ra la emer­gen­cia (11% del dé­fi­cit) y con $ 18 mi­llo­nes por pa­gos efec­ti­vi­za­dos con tí­tu­los (2,5% del dé­fi­cit). Otras fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to, fun­da­men­tal­men­te apor­tes de la Pro­vin­cia, cu­brie­ron el res­to de los re­cur­sos ne­ce­sa­rio; es de­cir, unos $ 272 mi­llo­nes. Es­to equi­va­le apro­xi­ma­da­men­te a un 39% del to­tal del dé­fi­cit.

5. La es­truc­tu­ra de fi­nan­cia­mien­to des­crip­ta es muy di­fe­ren­te a la que se hu­bie­se de­ri­va­do de un es­tric­to cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va vi­gen­te. Los in­cum­pli­mien­tos de la Anses pri­va­ron al sis­te­ma pre­vi­sio­nal de $ 176 mi­llo­nes y los am­pa­ros de la Jus­ti­cia a fa­vor de be­ne­fi­cia­rios afec­ta­dos por el di­fe­ri­mien­to de $ 90 mi­llo­nes. Es­to quie­re de­cir que, de no ha­ber­se pro­du­ci­do es­tos des­víos -que im­pli­ca­ron un va­cío fi­nan­cie­ro de $ 266 mi­llo­nes-, el de­se­qui­li­brio fi­nan­cie­ro hu­bie­se si­do cu­bier­to, ca­si en su to­ta­li­dad, sin ne­ce­si­dad de re­cu­rrir al fi­nan­cia­mien­to del te­so­ro pro­vin­cial (el apor­te pro­vin­cial re­que­ri­do hu­bie­se as­cen­di­do a apro­xi­ma­da­men­te $ 5 mi­llo­nes).

Comentá la nota