Sin caja, los intendentes pedirán más recursos

Sin caja, los intendentes pedirán más recursos
Urgidos por el día a día, los caciques del PJ pasaron del nuevo Gabinete. La recaudación cae y no saben cómo terminarán el año.

Todos coinciden en que la era poselectoral y la etapa de reflexión llegó a su fin y de ahora en más hay que avanzar en los temas prioritarios para la provincia.

Desde el Gobierno provincial apuntan al diálogo y el consenso y la construcción de una agenda legislativa para avanzar junto a la oposición en los temas candentes que aún están pendientes.

En cambio desde las comunas los caciques locales centran sus preocupaciones en el día a día lo que significa puntualmente hacerle frente a la endeble situación financiera por la que están atravesando y evitar que se agrave aun más el problema.

"Aun restan 6 meses muy difíciles y hay que tratar de llevarlos lo mejor posible", comentó uno de los caciques fuertes del Justicialismo.

El marco que genera la asunción de Raúl Mercau al frente del Ministerio de Producción sería el momento propicio para tener un diálogo fluido entre los jefes comunales y el mandatario provincial. La idea que sobrevuela el ambiente es que la cumbre tan demorada entre los líderes territoriales del Justicialismo y el gobernador Jaque se realice finalmente luego del acto que será hoy en el sexto piso de Casa de Gobierno a las 10.30.

En líneas generales desde el oficialismo como la oposición los cambios en el gabinete jaquista no generaron expectativas desmedidas y todos prefieren la cautela a la hora de opinar sobre los flamantes ministros.

En la mirada particular de los intendentes oficialistas "hay que darles oxígeno. Para mí siempre fue más importante un cambio en la política a llevar adelante que el nombre de la persona que la implemente", subrayó el lasherino Rubén Miranda. Su par de Guaymallén, el intendente Alejandro Abraham, siguió en la misma línea al mismo tiempo que considera que los anuncios "estaban dentro de lo esperado".

Por su parte Roberto Righi, de Lavalle, pidió "tiempo" para ver cómo se van a desenvolver y con un halo de optimismo añadió que "hay que esperar que le den otra impronta a la gestión".

Pero más allá de las nuevas caras que forman parte del Gobierno, los jefes comunales están más interesados en dejar atrás todo el tema relacionado a las elecciones y los posibles cambios y centrar todas las fuerzas en resolver los dilemas cotidianos.

Es que la crisis económica, potenciada por la gripe A, golpea la puerta y entonces necesitan mantener las finanzas públicas en orden. Una situación que tiende a agravarse cada vez más con el correr de los meses, ya que "la recaudación en todos lados está disminuyendo", reconocieron.

En pocas palabras, lo que pretenden es ver con qué recursos van a contar para atender de manera urgente el problema financiero que lleva implícito la continuidad de la obra pública. "No queremos que decaiga el ritmo o se caiga porque eso trae aparejado desempleo", afirman.

También ponen el mayor énfasis en el sistema productivo ante la complicada temporada que se avecina: "Hay que ver la situación de los pequeños y medianos productores para que después no terminen de rematar el producto a precios irrisorios", advierten.

Y no falta un tema escabroso que abarca lo económico, como es la renegociación de sueldos con los empleados municipales.

El paquete de necesidades que los intendentes tienen en carpeta incluye la continuidad en la prestación de los servicios municipales, incluidos aquellos que tiene relación directa con Salud o Educación, "que no son propios de la comuna pero que se hacen por el compromiso que tenemos con la gente y no queremos que se vean resentidos", expresaron.

"Es que la crisis sanitaria por la Ggripe A y la crisis económica internacional se han convertido en una mezcla explosiva", expresó uno de los jefes comunales.

Por eso en la mañana de hoy "vamos a escuchar al Gobernador y de paso empezar a ver los temas que hacen a la gestión", fue la frase de uno de los intendentes que dio por cerrado este período reflexivo pos elecciones y pretende que todas las miradas estén centradas en los meses por venir.

"Hay que seguir trabajando y atendiendo las necesidades", lo que lleva implícito la esperanza de "llegar a fin de año" con los menores inconvenientes posibles .

Con esta consigna los caciques departamentales del PJ "vamos a venir a la asunción y aprovecharíamos a juntarnos. Puede ser a eso de las 11.30", comentaron.

Comentá la nota