La Caja debe pagar 82% en pesos

Lo decidió un fallo del Tribunal Superior de Justicia en base a un amparo de una jubilada. La Caja dice que acatará la medida.

Los jubilados provinciales que perciben haberes de más de seis mil pesos tendrán que ponerse a sacar cuentas para saber cuánto cobrarán en pesos y cuánto en bonos en los próximos meses. Es que ayer el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) emitió un fallo declarando "inaplicable la reducción de haberes previsionales por debajo del 82 por ciento móvil", decisión que impactará directamente sobre el pago de los haberes de los pasivos que más ganan en Córdoba.

La resolución del máximo tribunal fue tomada en relación al caso presentado por Emma Esther Bossio, beneficiaria de la Caja que interpuso un recurso de amparo contra la liquidación parcial de sus haberes con bonos de diferimiento previsional. "No puede haber restricción alguna sobre el 82 por ciento móvil del sueldo líquido del trabajador activo. Este es un límite infranqueable, fuertemente adquirido por las normas constitucionales que no cede por razones de emergencia", señala la sentencia votada de forma unánime por los vocales del TSJ, decisión que sienta jurisprudencia sobre el resto de los casos en litigio judicial.

De todos modos, la sentencia deja abierta la puerta al pago con bonos, siempre que se garantice la liquidación de, al menos, el 82 por ciento en pesos. "Si en momentos de superávit fiscal el sistema otorga beneficios que conceden un plus sobre el núcleo duro del derecho adquirido (el 82 por ciento del haber líquido del activo), razones de déficit presupuestario pueden determinar la adopción de medidas correctivas bajo la limitación constitucional de no avasallar el derecho adquirido", expresó el tribunal en su fallo.

De esta manera, la sentencia habilita a la Caja a pagar con bonos parte de los haberes superiores a seis mil pesos, aunque sólo por encima del 82 por ciento móvil, que debe ser liquidado en pesos. Actualmente, la Emergencia Previsional, permite a la Caja liquidar entre el 22 y el 27 por ciento de los haberes con bonos de diferimiento, posibilidad que, no obstante, quedó reducida a su mínima expresión debido a la profusión de amparos presentados por miles de beneficiarios de altos ingresos. De hecho, de los 7.650 que en 2008 (cuando se sancionó la ley de emergencia) cobraban más de seis mil pesos, apenas 2.720 reciben parte de sus salarios con bonos. Hoy, aumentos salariales mediante, ya suman 11.445 los pasivos con haberes superiores a esa cifra.

Repercusiones. Apenas conocido el fallo, las repercusiones no tardaron en llegar. "En función de lo resuelto por el TSJ, la Caja podría liquidar con bonos parte de los haberes alcanzados por la ley de emergencia, aunque en un porcentaje menor al previsto", le dijo ayer a Día a Día el previsionalista Guillermo Carena.

"Es una sentencia salomónica, porque sin avasallar la Constitución Provincial, tiene en cuenta las necesidades financieras de la Caja", dijo por su parte el especialista Daniel Medah, quien calificó a la decisión como "novedosa" desde el punto de vista jurídico. "Es un fallo político", opinó en tanto el abogado previsional Jorge Gentile. "Contradice lo dispuesto por la Corte Suprema en el caso Iglesias, y porque vuelve a la doctrina Mestre, tomando el 82 por ciento móvil sobre el salario neto de los activos, y no sobre el sueldo bruto", dijo el letrado, anticipando que la resolución terminará recayendo en la Corte Suprema de la Nación.

"Estamos estudiando el fallo. Lo único que tenemos para decir es que acataremos la resolución del TSJ", fue ayer la escueta respuesta que formularon ayer desde la Secretaría de Previsión Social, a cargo de Osvaldo Giordano. Por todo ello, por ahora es muy difícil saber cuál será el verdadero impacto económico de esta decisión judicial sobre las castigadas finanzas de la Caja de Jubilaciones.

Qué dice el fallo.

El 82% en pesos. El fallo del TSJ establece que la Caja de Jubilaciones debe liquidar en pesos, al menos, el 82% móvil de los haberes, tomando como referencia el salario de los trabajadores en actividad

Sueldo líquido. La resolución define como piso el 82% móvil del sueldo "líquido" de los empleados activos, y no el "bruto".

Más de $ 6.000. En 2008, cuando se sancionó la ley de Emergencia, había 7.650 jubilados y pensionados de la Caja que cobraban haberes superiores a los $ 6.000, pero sólo 2.720 beneficiarios cobran en la actualidad sus haberes parcialmente con bonos. El resto, ha interpuesto sendos recursos judiciales de amparo.

Aguinaldo a jubilados.

La Caja de Jubilaciones adelantará antes de Navidad el pago del aguinaldo a los pasivos provinciales. El próximo sábado se acreditará en las cajas de ahorro de cada beneficiario el pago del anticipo, en tanto que el lunes 21 cobrarán por ventanilla los jubilados que no cuenten con tarjeta de débito. El anticipo se calculará como el 45 por ciento del haber de noviembre. La liquidación definitiva se realizará con el haber de diciembre.

Asimismo, en esta liquidación se pagará el plus de 200 pesos a los jubilados de los gremios que suscribieron el acuerdo con la Provincia (SEP, UEPC y UPS).

Comentá la nota