La Caja le costaría a la Provincia 483 millones

El déficit 2009 llega a 1.160 millones / La Nación debía aportar $776 millones, pero aún adeuda $250 millones / Los amparos contra el pago en bonos exigieron $ 142 millones más a la Provincia / Incertidumbre total respecto al financiamiento del déficit en 2010.
Si la Nación no paga antes de fin de año los 250 millones de pesos que le adeuda a la Caja de Jubilaciones de Córdoba, el Gobierno provincial deberá destinar 483 millones al sostenimiento del sistema previsional. La cifra multiplica por cinco los 92 millones que se habían presupuestado inicialmente.

Según lo que indica el balance preliminar de 2009 –presentado ayer por el titular de la Caja, Osvaldo Giordano– el déficit previsional se encuentra estabilizado y alcanza al 28 por ciento del gasto. Se trata de unos 1.160 millones de pesos, tal como se había previsto.

El convenio con la Anses establece que el 65 por ciento de ese déficit debe cubrirse con recursos nacionales. Debían llegar 776 millones de pesos y hasta ahora llegaron 527 millones, por lo que la Provincia debió compensar el faltante. Además, tuvo que aportar efectivo para hacer frente a las medidas cautelares de casi cinco mil de los 7.650 jubilados que cobran más de seis mil pesos y que supuestamente iban a percibir una parte en bonos. Esos amparos le costaron a la administración central de la Provincia unos 142 millones de pesos este año.

Las perspectivas no son mejores para 2010, porque las medidas cautelares siguen vigentes, y porque todo indica que el año cerrará sin que la Provincia haya logrado prorrogar el convenio que establece que la Nación debe solventar la parte mayoritaria del déficit.

"Se trata de una negociación que excede a la Caja. La entidad está atada por completo a la suerte de la Provincia en la discusión con la Nación, al punto de que si la Provincia se ve obligada a emitir bonos, los haberes se pagarán con bonos", indicó Giordano.

El funcionario recalcó que por el momento no se prevén cambios previsionales que apunten a la reducción del déficit.

La situación financiera de la Caja contrasta con los numerosos cambios que se concretaron en el transcurso de 2009 a nivel de gestión: el 70 por ciento de los beneficios se otorgan dentro de los 90 días; se inventariaron los 2.607 expedientes más atrasados de la Caja y se resolvieron 1.625; y se implementó el cambio en la movilidad, con una abrupta reducción de los incrementos no incorporados a las jubilaciones.

Comentá la nota