La caída en las ventas se profundiza en distintos rubros por la recesión económica

Comerciantes y empresarios de la ciudad esperan un invierno difícil. Dicen que la gente gasta cada vez menos y elige precio, por sobre calidad.
Atribuyen el parate económico a la prolongación del conflicto entre el campo y el gobierno, a la crisis internacional y al tarifazo de los servicios de luz y gas. El Nucleamiento Empresarial del Noroeste reclamó soluciones urgentes.

Menos ventas, más gastos y poca rentabilidad son las constantes que afrontan empresas y comercios de la ciudad, que atribuyen la actual crisis económica a la prolongación del conflicto entre el campo y el gobierno, a la crisis internacional y al tarifazo de los servicios de luz y gas.

Para el comercio, en la mayoría de sus variantes, se espera un invierno frío, no en términos climáticos, sino en el consumo. Ya se sintió el impacto de la crisis del verano, ahora las quejas se escuchan por doquier y los problemas están bien identificados.

El Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense también planteó una caída en las ventas en toda la región, y reclamó al gobierno nacional la implementación de medidas económicas para soportar la crisis.

Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas de los comercios minoristas cayeron un 14,6% en febrero, en comparación con el mismo mes del año pasado. Las bajas de ese mes estuvieron encabezadas por los sectores de Metalúrgica (30%); Indumentaria (19,5%), y Ferretería (19,2%) entre otros.

A todo esto, La Opinión realizó un relevamiento por comercios y empresas de la ciudad, donde los entrevistados manifestaron su preocupación por la situación actual y también por el futuro económico que pronostican complicado porque la gente busca gastar lo menos posible.

NO HAY PLATA

En la casa de electrodomésticos Pardo, se notó una baja del 35% en febrero, pero en comparación con el año pasado «las ventas vienen muy parejas», comentó Santiago Olaechea, gerente de la sede local. Asimismo informó que «hubo un aumento del 20% en los precios, en la mayoría de los productos que se ofrecen».

El mes de marzo, -según Olaechea- arrancó bastante tranquilo, “creo que es por la crisis del campo la gente se está resguardando más. No hay flujo de dinero, si el campo no se activa de nuevo vamos a estar en problemas; igualmente los que más lo van a sufrir son los comercios chicos porque las subas son normales, pero el sector agropecuario no inyecta la plata que debería”.

Al respecto comentó que «nos damos cuenta de los problemas cuando nuestros clientes no andan con el efectivo, y eso quiere decir que la crisis agropecuaria nos afecta a todos. Hay falta de mercadería por la falta de importación, nosotros pedimos más insumos pero en fábrica no hay”.

SI EL CAMPO NO ANDA...

Como para muchos comerciantes o dueños de empresas, para el gerente de esta casa de electrodomésticos el conflicto con el agro dejó secuelas irreparables. “Para que exista una solución creo que el gobierno tiene que ceder en sus pretensiones, porque no solamente ha sido afectado el sector en conflicto sino todos los que vivimos en una zona agropecuaria y si éste no funciona se para la ciudad. La gente gasta lo justo, no sigue consumiendo como años anteriores”, manifestó Olaechea.

Vale destacar que en Pardo se mantienen las cuentas de los clientes, pero el conflicto hace que no se regularicen, “y es comprensible, cada cual cuida su economía como le parece”, indicó.

En el mes de enero Pardo vendió ‘casi’ una moto por día, “la gente dice que compra motos por el tema de que es más económica que otro vehículo de gran porte”. La Mondial 110 max, es la más vendida con 12 unidades vendidas en enero.

OFERTAS

El gerente del Supermercado La Anónima, Luis Cabrera, en diálogo con La Opinión realizó un análisis de la situación actual en relación a los aumentos, al conflicto del campo-gobierno y a la crisis internacional y sus repercusiones.

En referencia a los niveles de las ventas de este año Cabrera señaló que, «arrancamos el mes de buena manera, ya en la tercera semana la gente prioriza los precios más bajos, aunque en algunos casos siguen manteniendo el mismo poder adquisitivo”.

En La Anónima todavía no se sienten los aumentos en las tarifas de los servicios de luz y gas, “seguramente de a poquito se van a ir dando algunas subas, al menos los productores de acá van a tener que ajustar los números», señaló el gerente de la empresa.

Por otro lado aseguró que «el nivel de ofertas se mantiene, tenemos ofertas de 10 o 15 días, lo que estamos haciendo es mucha liquidación por temporada, por ejemplo en ropa».

Sin embargo, y con respecto a la crisis económica internacional, el gerente de esta compañía sostuvo que, «en Trenque Lauquen no se siente todavía. Pero por consultas con compañeros de otras ciudades y provincias, hubo lugares en los que el impacto se notó más. Vemos que las ventas se mantienen, pero ese hecho no es un buen mensaje, porque todos los meses el costo de vida sube, si subió un 10 ó 15 por ciento la venta tiene que subir a buen nivel. Si se mantiene es porque perdiste, porque el cliente consume menos o porque buscan otras alternativas», indicó.

RESIGNAR COSAS

Cabrera también se refirió a la importancia de los sueldos como sustento de una familia, y a su vez realizó un balance de aumentos respecto del año pasado. «Creo que el sueldo es uno de los principales factores de la economía de una familia, si hace dos años que se gana lo mismo, se tiene que buscar otras alternativas en cuanto a marcas o resignar cosas», reflexionó Cabrera. Y agregó: «Los productos lácteos y la carne fueron los que más sufrieron aumentos, con esto se pone en evidencia lo que trajo consigo el conflicto con el agro”.

El gerente también se refirió a la falta de stock para determinada mercadería, “hay veces que nos cuesta mucho conseguir carne, los paros afectan y mucho. Lo que es lácteos, el productor deja de fabricar, leches de segundas marcas ya no hay, quedan las líderes de las cuales no tengo el stock que necesito. Diez cajones de la Serenísima que es líder, aproximadamente 160 litros no duran un día”, explicó, al tiempo que agregó: «todas estas cosas se dieron a partir del conflicto y se van a seguir encareciendo, porque aumentan los productos y achican el envase».

RECLAMO DEL NUCLEAMIENTO

El Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense reclamó al gobierno nacional la implementación de medidas urgentes para frenar la «incesante desaceleración de la economía» que ha provocado una caída en las ventas del orden del 50 por ciento en el sector comercial.

Las Cámaras de Comercio e Industria de la zona oeste elaboraron un documento conteniendo varios reclamos, entre ellos la reducción de los aportes a la Seguridad Social y las Contribuciones Patronales a las micro, pequeñas y medianas empresas, la suspensión del pago de anticipos sobre el impuesto a las ganancias y la reducción del IVA para productos de la canasta familiar, entre otros.

En el documento, las entidades empresarias señalan que «la fuerte recesión está llevando a nuestro sector a situaciones límite inesperadas con disminución de las ventas, que hoy refleja una caída aproximada del 50% en comercios y de hasta un 80% en el sector metal mecánico que sumado a la falta de políticas claras dirigidas hacia estas economías del interior, pone en serio riesgo la actividad económica regional, sostén de nuestros pueblos y las fuentes de trabajo».

Comentá la nota