Por la caída de ventas, almacenes y súper lanzan productos con rebajas

Los almacenes y autoservicios chinos avanzan en las gestiones con el Gobierno para implementar un plan de "abaratamiento" de precios en una canasta de 50 productos de consumo masivo. Los descuentos, que se aplicarán en artículos de nuevas marcas, en algunos casos, llegarán hasta el 20% respecto de otros similares y estarán disponibles para los consumidores desde el 15 de este mes, según estiman los comerciantes. El anuncio oficial podría hacerse la semana próxima.

La iniciativa partió de los negocios de proximidad debido a la pérdida de clientes que fueron teniendo, en los últimos tiempos, en favor de los supermercados. Básicamente por la posibilidad que ofrecen las góndolas de pagar las compras con tarjetas de crédito.

Por caso, en enero, las ventas de los autoservicios chinos cayeron un 5% respecto del mismo mes del 2007, según CASRECH, la cámara que nuclea a este tipo de comercios. A partir de esa necesidad de repuntar la facturación, los comerciantes minoristas pensaron en reducir los precios de venta al público comprando directamente la mercadería a los fabricantes. En este caso, empresas proveedoras que fabrican las segundas marcas de las grandes cadenas.

Los productos van a estar identificados con etiquetas que serán financiadas, como el resto de los gastos del lanzamiento, por la secretaría de Comercio.

Según Enrique Salvador, presidente de FABA, la federación que nuclea a los almacenes y polirubros, "los negocios de barrio van a estar en condiciones de vender entre 15 y 20% más barato que los hipermercados", estimó.

A diferencia de otros acuerdos de precios, cuando el Gobierno apeló al gesto de las empresas de ceder márgenes frente a los comerciantes para combatir la inflación, "esta vez la contraprestación que reciben los proveedores es que les ayuda a posicionar marcas menos conocidas, señaló Miguel Angel Calvete, directivo de CASRECH. La diferencia de precios de estos productos respecto de las segundas marcas es en promedio del 5,4%, según Calvete. "Teniendo en cuenta que ya las segundas marcas son entre 15 y 20 por ciento más baratas que los productos líderes", recalcó.

Entre los comercios asiáticos, la idea es mantener los precios rebajados durante seis meses. En tanto los distribuidores mayoristas, que también participan del acuerdo, se comprometieron a sostenerlos hasta fines de abril. En total, hay una veintena de asociaciones de almaceneros de todo el país que piensa sumarse al plan.

Comentá la nota