La caída en la venta de viviendas lleva un año

A un año de la crisis, las operaciones de compraventa de viviendas siguen sin levantar cabeza en San Juan: La venta de casas usadas es el rubro más golpeado, donde se registra la mayor caída en el nivel de operaciones de compraventa, según indicaron desde la Cámara de la Construcción e Inmobiliaria, donde hicieron un sondeo entre sus asociados, que son la mayoría de las inmobiliarias de la provincia.
Según estas firmas, el descenso en las transacciones fue parejo pero afectó en forma más abrupta mayormente a unidades cotizadas en 400 mil pesos para arriba.

El fenómeno se inició en los meses de octubre y noviembre del año pasado, cuando la crisis financiera mundial espantó a los compradores y le puso freno a precios y ventas en San Juan.

A doce meses, el escenario se mantiene prácticamente sin cambios y en las inmobiliarias lo atribuyen fundamentalmente a la ausencia del crédito que permita el acceso a este tipo de inmuebles. "Desde octubre y noviembre del año pasado hay una gran baja en la compraventa de inmuebles, con respecto a lo que venía sucediendo en años anteriores", dijo ayer la presidenta de la entidad, Cristina Luluaga. "La falta de financiación bancaria es un factor importantísimo en la caída de operaciones de compraventa. Sólo podemos venderle a la gente que compra de contado, a 30, 60 o 90 días. No hay crédito hipotecario, sobre todo para inmuebles usados y eso frena las ventas", agregó.

La disminución de la actividad, como es de esperarse, causó efecto en los precios, con matices: "Los inmuebles que estaban tasados en dólares, propiedades de mayor categoría sí han bajado, los que estaban en pesos, no. Esos se han mantenido", explicaron desde la Cámara Inmobiliaria. "En general, los sanjuaninos propietarios de casas no tienen deudas y entonces prefieren esperar, antes que bajar el valor de la propiedad", agregaron. No obstante, en la entidad afirmaron que ellos recomiendan bajar el precio a los propietarios que venden en dólares, "y la opinión de las inmobiliarias es que muchos han accedido".

Ante este prolongado descenso en la actividad comercial, las inmobiliarias locales informaron en cambio que se han incrementado las locaciones. "El nivel de contratos de locación no ha disminuido, por el contrario, ha habido un incremento", informaron desde la entidad.

En todo el país

El escenario local negativo respecto a las compras y ventas de viviendas coincide con el panorama nacional: La consultora especializada Reporte Inmobiliario acaba de publicar un informe bastante sombrío respecto a las operaciones de compraventa en el país. En el documento incluye a San Juan entre las cuatro jurisdicciones más castigadas, con porcentajes superiores al 50 por ciento en la caída de operaciones de compraventa de inmuebles (ver aparte).

"Nosotros no hablamos de porcentajes porque eso es imposible al no tener sistematizadas la información con los Registros de la Propiedad. No obstante, podemos afirmar que sí hay una gran caída de las operaciones comerciales, aunque no consideramos que sea un parate total, porque siempre algo se mueve. Incluso en los últimos días hay un repunte, aunque leve", aclaró Luluaga.

No obstante, en la entidad hacen una distinción importante: Las transacciones que han caído fuertemente son las de casas usadas, donde no hay financiación. No así en los desarrollos inmobiliarios principalmente de departamentos y barrios cerrados, que son llevados adelante por empresas locales que ofrecen crédito "al menos mientras dure la construcción, o sea, 3 a 4 años".

"Ellos ofrecen crédito al comprador mientras se construye la obra, por lo menos 3 años. Y eso ayuda a que haya movimiento", explicaron.

En relación al crédito, en la entidad local opinan que fue "un fracaso" la línea de préstamos que puso en marcha el Banco Hipotecario. Las limitaciones de ser sólo aplicables a vivienda única, con metros cuadrados establecidos y una relación precio-cuota no muy accesible son señalados como los principales factores que desestimaron el crédito que fue anunciado co

Comentá la nota