La caída del petróleo, las automotrices de EE.UU. y la recesión global arrastran las bolsas en Europa

Las principales bolsas europeas caen en promedio 1,5%. En Tokio, el índice Nikkei perdió un 0,66% a pesar del repunte que registró Wall Street en el cierre de ayer.
Las acciones europeas magnificaban sus pérdidas, afectadas por una caída de los títulos energéticos, que se mueven al compás de los menores precios de las materias primas, lideradas por el oro negro. En tanto, los papeles bancarios son fuertemente golpeados en el Viejo Continente, por los persistentes temores sobre la salud de la economía mundial.

El índice FTS Eurofirst 300, basado en las acciones líderes europeas cae más de 2%. Así, Londres perdía 1,75%; París, 1,18%; Frankfurt, 1,13%; Madrid, 0,87%; y Milán, 0,55 por ciento. Hay preocupación también por la situación que vive el sector automotriz, sobre todo en los Estados Unidos, que contagia al resto del mundo.

En tanto, entre los países emergentes en Europa, los papeles bursátiles y las monedas, están siendo arrastrados por las pérdidas que se suceden en Rusia. El índice que mide las acciones emergentes MSCI disminuía 1,4 % al mínimo en tres semanas, después de retroceder casi 4 % el martes.

Se destaca que en la última semana de octubre las acciones emergentes habían logrado su mayor recuperación histórica favorecidas por algunas medidas globales para asistir a las economías en vías de desarrollo. Sin embargo, ahora borraron más de la mitad de ese repunte.

Por su parte, el precio del petróleo de referencia West Texas Intermediate (WTI) operaba hoy en baja, en torno a los 53 dólares por barril, para la entrega a diciembre. Por su parte, el petróleo tipo Brent para entrega en el mismo mes se depreciaba 0,44 dólares, cotizado a 51,40 dólares por barril, en Londres.

La persistencia de la recesión y las expectativas de una menor demanda del crudo hacen precipitar los precios de la materia prima. El petróleo se ubica en su mínimo en 22 meses, empeorando la perspectiva para los países productores de materias primas como Rusia. "En Europa oriental hay una tendencia al debilitamiento de las monedas debido al crecimiento económico flojo, y los bancos centrales no necesariamente se interponen a la debilidad de las monedas", dijo Martin Blum, de Unicredit a la agencia Reuters.

Por último, las bolsas asiáticas cerraron hoy sin tendencia definida, ante las dudas que se instalaron entre los operadores por la delicada situación del sector automotriz estadounidense. En Asia, China trepó 6,05% y Filipinas subió 1,85%. Al mismo tiempo, Corea bajó 1,87%; Hong Kong, se deslizó 0,77%; Japón perdió, 0,66%; y Malasia bajó 0,62%.

Comentá la nota