Caída histórica en las ventas de motos

Los neuquinos prefieren abonarlas de contado a modo de inversión por temor a un plan de pagos extenso o bien porque las tasas de interés que se aplican suelen ser elevadas para el salario promedio.

A pocos días de concluir el 2008, la venta de motos en la capital neuquina disminuyó entre un 70 y 100 por ciento en comparación con igual período del año anterior como consecuencia de las restricciones crediticias. Los préstamos en vigencia tienen una elevada tasa de interés.

Un sondeo por varias casas de venta de ciclomotores da cuenta de un retroceso de las ventas con su correlato en la financiación.

En los comercios del Bajo, argumentaron que una de las razones por las que se da cierta restricción crediticia es el notable aumento de las tasas de interés que operan en el mercado.

Otros de los factores –señalaron- radica en la propia decisión de los consumidores de comprar en efectivos o bien con una financiación de no más de seis meses, debido a la incertidumbre que acarrea los vaivenes de la economía nacional e internacional.

A nivel nacional, en el mes de noviembre se registró un retroceso respecto del 2007 del orden del 43 por ciento, según la consultora bonaerense Abeceb.com.

De acuerdo a las estadísticas que suministró, el mercado de las motos desde el 2004 venía gozando de una tendencia expansiva de la que recién en octubre de este año comenzó a vislumbrar un retroceso significativo.

Teniendo en cuenta que la temporada de mayor cantidad de comercialización se da a partir del inicio de la primavera hasta el período actual de las fiestas navideñas, posteriormente –señalaron que- en el período comprendido de vacaciones merma por decantación.

“Las ventas han descendido en todos los comercios, de no ser así es porque algunos prefieren tener una rentabilidad casi nula, cubriendo prácticamente los costos y el flete. Esa es una variable ha tener en cuenta, pero nosotros no las regalamos”, dijo Mariano, vendedor de una casa sobre la calle Chile.

La mayoría de los locales del sector avalaron la tendencia negativa de las ventas, sólo excepcionalmente indicaron que aplicaron medidas de promoción tendientes a revertir la coyuntura actual.

El crecimiento del consumo que se había dado en los últimos años de la mano de la recuperación del empleo y el incentivo de las líneas crediticias.

No obstante, desde hace dos meses comenzó a incidir en una baja del 12 por ciento y en noviembre, la caída llegó al 43 por ciento a nivel nacional.

Dependiendo de los locales, el porcentaje en Neuquén oscila entre un 70 y un 100 por ciento en la disminución de las ventas de motocicletas.

“Desde octubre empezó a desmejorar, siempre si lo comparamos con el año pasado. Para la Navidad del 2007 en media mañana vendimos 225 motos, hace unos días apenas vendimos 27”, ejemplificó un vendedor de la zona del Bajo.

Créditos

“La gente casi no quiere meterse en créditos, la tasa de interés es alta y en la mayoría de los casos prefiere pagarlo al contado a modo de inversión de la plata que tenían ahorrada”, agregó el vendedor.

Para otro comerciante de la calle San Luis, el descenso lo afectó en casi un cien por ciento. En su caso, un porcentaje mayor elije comprar en efectivo pero también lo hacen en cuotas porque acceden al vehículo al pagar un 30 ó 40 por ciento del total del importe y la tasa del interés se la aplican sobre el resto del saldo.

“El máximo de cuotas con el que suelen operar los compradores es de 12, pero muchos optan por efectuar el pago de contado”, sostuvo Manuel, responsable de un local de motos de calle San Luis y Chile.

Según la consultora Abeceb.com, para el 2009 en el rubro continuarán esta tendencia a la baja por lo menos en el primer semestre, debido justamente a la paralización de la creación de puestos de trabajo como las dificultades por el alza de los valores crediticios.

Indicadores

Algunos comercios reducen la rentabilidad y pagan los costos crediticios y el flete.

Todos los locales del Bajo neuquino acusan una disminución en la temporada alta de venta de ciclomotores, antes de Navidad.

Se aduce que en el mes de enero las ventas disminuyen drásticamente por la desviación del gasto a las vacaciones.

El crecimiento del consumo se había dado en los últimos años de la mano de la recuperación del empleo y el incentivo de las líneas crediticias.

Un ejemplo, en el 2007 en un local se vendieron 225 motos, hace unos días apenas vendieron 27.

Comentá la nota