Caída estrepitosa de las ventas: ya empieza a haber despidos

Razones: el comercio local atraviesa una crisis y Bruno analiza que todo el año va a ser muy duro. Una de las razones -dice- es que los salarios de los trabajadores estatales están muy bajos. También advirtió que los precios de los alquileres son demasiado altos y que si no bajan "el centro va a quedar a oscuras".
El comercio de Santa Rosa atraviesa un momento de crisis, como consecuencia de la "caída estrepitosa de las ventas", que ya está generando despidos. Así lo confirmó Carlos Bruno, quien el lunes se despidió de la presidencia de la Cámara de Comercio, Industria y Producción local, al realizarse la asamblea de renovación de autoridades (ver aparte).

Bruno, en diálogo con "Plan B Noticias" (FM Sonar 91.3) advirtió que este año será duro y que si los propietarios no bajan los precios de los alquileres "el centro de la ciudad va a quedar a oscuras".

"Las ventas están cayendo estrepitosamente, los comercios están achicando márgenes, en algunos casos se está vendiendo al costo para tener efectivo y hacer frente a los gastos corrientes, Ingresos Brutos (el 2,5%) es un impuesto distorsivo sobre la venta que no tiene en cuenta si hay o no utilidad. Está muy fea la situación", admitió Bruno.

"Hemos planteado desde la Cámara que tratemos de cuidar ese capital tan importante que es el empleado; cuesta mucho hacer un empleado. Que no haya despidos", pidió públicamente.

Lamentó el hecho de que "en algunos casos ya están existiendo despidos, pero en los comercios chicos y medianos hay empleados de muchos años, entonces ellos entienden la situación, son parte de la empresa, achicamos gastos de todos lados para no recortar en personal... pero va a ser un año muy duro, no se vislumbra otra cosa".

Salarios estatales

Una de las razones de la caída de las ventas, además de la crisis internacional, hay que encontrarla en los bajos salarios de los trabajadores estatales, enorme mayoría en la capital provincial.

Bruno apuntó: "Yendo a lo inmediato, los bajos salarios estatales influyen y mucho. Generalmente quien cobra un sueldo fijo compra en cuotas, o saca un crédito del Instituto... y cada día se hace más difícil cumplir los compromisos asumidos, porque aumenta todo en el supermercado y los intereses del crédito también... Siguen cobrando lo mismo y llegan menos a fin de mes. Hay casos de empleados que en su recibo de fin de mes terminan cobrando $ 200, entre lo que le hacen por descuento automático... van gastando un mes adelantado. Y observamos que no hay atrasos en los pagos, nos dicen que la gente cumple pero cada día cuesta más. En el afán de cumplir, que me parece bárbaro, no se invierte más hasta que no se termina de pagar lo que ya tienen. Por eso se reduce el consumo".

"En la zona céntrica -advirtió después- hay un montón de negocios cerrados. Lo que pasaba hace 8 meses ya no es la misma realidad, pretenden seguir cobrando los alquileres porque se firman contratos por 2 años. Pero era otra la realidad y expectativa de ventas. Hoy quieren renegociar el contrato y el dueño dice que no, que hay que cumplirlo y los comerciantes a veces optan por avisar con un mes de anticipación y dejar el local. No hay una readecuación de alquileres, y se va a tener que comprender la situación. Van a tener que bajar los alquileres".

Bruno analizó: "Cuando vinieron las grandes cadenas han pagado alquileres exorbitantes para este medio, a lo mejor su ecuación económica es otra, meten todo en un paquete y pagarán más bajo en otras ciudades... pero acá hay alquilados locales céntricos en más de $ 20.000 y entonces otros propietarios se fijan eso, empieza una ola que no para más. Pero me parece que poco a poco van a tener que caer en la realidad del mercado porque sino lamentablemente va a quedar el centro de la ciudad a oscuras en muchos casos".

Comentá la nota