La caída de la demanda ya impacta a varias economías regionales, del centro provincial.

La caída de la demanda ya impacta a varias economías regionales, del centro provincial.
Encargados de Desarrollo Local de varias localidades se reunieron en Tandil. Los indicadores que manejan hablan de una reducción en la mayoría de los rubros preponderantes. La crisis llegó, para quedarse en la agenda política.
Por primera vez desde que se comenzaron a notar los efectos de la caída de la demanda internacional en las economías regionales, secretarios de Desarrollo Local de varios municipios se reunieron en Tandil en el marco de las reuniones técnicas propiciadas desde el Observatorio Pymes, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Centro.

Daniel Herrero, quien coordina las tareas del observatorio que mide en 10 municipios del centro a la costa bonaerense desde que se creó años atrás, indicó que una de las premisas del encuentro fue “ampliar un poco la mirada hacia una visión regional de cómo esta crisis está impactando”.

Además, agregó que en la agenda de trabajo analizan “la posibilidad de coordinar acciones en ese nivel regional, que es un poco el aporte de la Universidad a través del observatorio”.

Se analizaron indicadores económicos que se han obtenido luego de las últimas encuestas coyunturales y luego un especialista de España que visita la ciudad, especialista en temas económicos regionales.

“El ánimo es seguir sosteniéndonos durante la crisis y cómo nos va a encontrar cuando pase, en el marco de un proyecto que tiene en observación a diez municipios del centro y sudeste de la provincia”.

Son las comunas las que acercan información que es analizada y luego desde el Estado o el sector privado pueden tener un panorama más certero de la economía, para tomar decisiones.

“Según lo que marcan los estudios nuestros a diciembre, la situación es pareja en toda la región en cuanto al impacto, con matices por las economías más diversificadas como la de Tandil, donde permite un poco más amortiguar el impacto” señaló el especialista.

De todos modos, advirtió que en la región existen “economías menos diversificadas que dependen de una sola actividad y eso concentra mucho más el impacto. Pero a pesar de esos matices, los indicadores muestran que el impacto se está dando en toda la región y por eso buscamos analizar la intensidad de la crisis en cada uno de los municipios” completó, en referencia a las consecuencias.

En Tandil, la metalurgia

Aunque aún se está evaluando cómo ha repercutido la crisis hasta el momento en Tandil, Marcelo Marcovich de la CGT adelantó hace días que serían entre 400 y 450 los trabajadores suspendidos, de los cuales algunos cobran un porcentaje del sueldo mientras que hay otros que no están cobrando nada.

La idea es tratar de “conservar las fuentes de trabajo, conservar las empresas y los trabajadores que hoy estén sufriendo la precarización del trabajo puedan contar con un subsidio y pasar esta situación lo mejor posible”.

Metalúrgica Tandil y Sata fueron dos de las que pusieron la luz de alerta con las primeras medidas, a las que deben sumarse otras pequeñas contratistas asociadas a su cadena de producción.

En Azul, la ceramista

La fábrica San Lorenzo realizó días atrás una nueva presentación en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Según trascendió, la empresa interpuso un pedido para ampliar las suspensiones de los trabajadores más allá de febrero.

Hasta el momento la medida que implementa San Lorenzo consiste en suspensiones rotativas que abarcan enero y febrero de 2009, aunque la actividad no se ha paralizado.

El acuerdo firmado a fines del año pasado se está cumpliendo normalmente. Los empleados están percibiendo el 85 por ciento del sueldo neto más los aportes. Las suspensiones abarcan a casi todo el personal, estimado en 380 trabajadores.

Esta nueva presentación de la empresa no está sólo referida a la planta de Azul, sino que comprende a todas las fábricas pertenecientes a la firma, en un total estimado en 1.260 trabajadores.

Cerámica San Lorenzo es una empresa de Etex Group, un holding industrial especializado en materiales de construcción. El grupo, con sede principal en Bruselas, cuenta con 84 filiales repartidas en 40 países y proporciona empleo a 12.500 personas.

La paralización de las ventas y la consecuente acumulación de stock fueron los motivos alegados por la empresa para tomar esa determinación.

En Tres Arroyos, el campo y derivados

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica en Tres Arroyos (UOM), Angel Di Rocco, anunció que están teniendo problemas desde marzo del año pasado, debido al conflicto del campo con el Gobierno.

“Las consecuencias nuestras nacen por el conflicto con el campo. Hasta ese momento venía todo muy bien, sin despidos por falta de trabajo y ahora estamos todos complicados”, apuntó.

Aseguró Di Rocco que “el 80% de nuestros afiliados está de vacaciones, pero indudablemente hay muchas fábricas que están sin trabajo, salvo algunas pocas que están exportando y subsisten bien. Vamos a ver qué es lo que puede ocurrir cuando vuelvan de vacaciones, pero si eso no mejora vamos a tener graves consecuencias”, explicó el gremialista.

Si bien describió que no hubo despidos ni suspensiones, afirmó que los efectos del parate del sector ya lo está sintiendo el gremio y seguramente lo van a sufrir los trabajadores. “Hoy estamos sintiendo la crisis por falta de aportes a la obra social, que se nos han caído enormemente y eso va a repercutir a corto plazo en la atención de los afiliados”.

Comentá la nota