La caída en el consumo fue menor en la provincia

Uno de los directores regionales de la CAME, Guillermo Cabrera, marcó que "el consumo cayó en la provincia unos tres puntos menos que en el país". La disminución nacional fue del orden del 8,5%.
Las proyecciones a principios de 2009 hacían suponer un año por demás complicado donde la crisis financiera internacional y los propios problemas del humor político nacional iban a causar estragos en la economía del país. Sin embargo, en los macronúmeros el país terminó bastante ordenado, dejando en el haber un saldo complicado en materia social producto de una importante pérdida en el empleo que reconoció al mismo INDEC al finalizar el año. De todos modos, algunos especialistas sostienen que hubo menos problemas de lo que se pensaba y sobre todo no ocurrió nada luego de las elecciones legislativas donde Néstor Kirchner recibió un rotundo aplazo como candidato número uno a legislador en Buenos Aires. Así las cosas los problemas fueron repercutiendo en la esfera local en medio de vaivenes que en muchos momentos fueron complicados. Así lo expresa el consumo nacional que sobre 12 meses, 10 tuvieron caídas y sólo dos contaron con aumentos –noviembre y diciembre-.

En medio de esta realidad complicada para miles de comerciantes del país, la situación en San Juan, si bien no fue diferente tuvo un menor impacto en cuanto al porcentaje de caída del consumo. Guillermo Cabrera desde la CAME dijo que "en el país la caída del consumo fue del 8,5 por ciento y en San Juan tuvo una caída de 3 puntos menos que en el promedio nacional".

De acuerdo a lo que expresó el dirigente, la situación en San Juan se vio favorecida porque el Gobierno mantuvo siempre al día los pagos, cosa que no ocurrió en otras provincias, por ejemplo. También hubo un interesante comportamiento de la actividad económica lo que llevó a que haya siempre una buena liquidez en la provincia. Sin embargo no se tiene que dejar de lado el hecho de que en algún momento del año pasado hubo cierto parate en la obra pública que frenó bastante la venta de productos de consumo.

De todos modos la situación se mantuvo estable en muchos aspectos y llevó a que "el sanjuanino sólo se privara de algunos lujos", dice Cabrera cuando mira los números de distintos rubros a nivel consumo. Es que en el caso de la provincia hubo fuertes caídas en el rubro automotores y en la construcción privada. Especialistas dicen que "esto se debe a que en medio de cierta incertidumbre la gente opta por postergar la inversión y mantener la liquidez que le sirve como una forma de mantener la seguridad".

Lo cierto es que a la hora de profundizar sobre el comportamiento del consumo, Cabrera explica que "los meses más complicados fueron julio y agosto". En ese periodo las caídas fueron desde el 10 al 20 por ciento, situación que hacía imposible el mantenimiento de la actividad con números positivos.

De todos modos, en su mayoría el comercio aguantó la dura situación y sobre todo no despidió personal, lo que llevó a cierto mantenimiento de la actividad económica. Los números en cuanto a la comercialización de productos siguieron en rojo en el país y en la provincia. La realidad es que luego de 14 meses hubo un pico positivo y éste se registró en noviembre con un aumento del 4% en positivo. "Luego en diciembre hemos tenido un mes muy interesante ya que las ventas en la provincia de acuerdo a nuestros relevamientos crecieron alrededor del 12 por ciento y un 10 por ciento a nivel nacional. Esto es un respiro para todos los empresarios que han tenido tiempos muy complicados.

Sin personal despedido hubo un esfuerzo

De acuerdo a las estimaciones que hace la CAME, el empresariado en general hizo un esfuerzo para poder mantener los trabajadores en planta. "A mediados de año hicimos una especie de fusión con la Federación Económica, el Centro Comercial, La CAME y el Sindicato Empleados de Comercio por el cual nos propusimos defender las fuentes de trabajo y así lo hicimos". Lo cierto es que esta acción se vio reflejada sólo en los comercios locales y no en las grandes cadenas que cuando tuvieron que prescindir de personal lo hicieron. "Pese a esto logramos que haya un cambio de actitud de los empresarios y privilegiamos el mantenimiento de las fuentes de trabajo", sentenció Cabrera.

Agregó que "en realidad ese tiempo fue un verdadero esfuerzo para los empresarios". A esto se le tiene que sumar los problemas que desde siempre han venido reclamando como es el tema de la falta de elementos crediticios acordes para proyectar algún tipo de crecimiento en el futuro. Por último el dirigente marcó que "a pesar de ser San Juan una de las provincias que mayor carga impositiva tiene la realidad ha sido distinta a la que se vivió en el país".

VM

Comentá la nota