Caída de la actividad pesquera

La merma de la captura alcanzó el 35 por ciento. Se redujeron las exportaciones en un 24 por ciento.
Las capturas de la actividad pesquera local registraron una importante baja de casi 35 por ciento durante los primeros siete meses de 2009, tras sumar un total de 417 mil toneladas de pescado, mariscos y crustáceos, según indicó un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales.

La merma en el número de los capturas llevó también al sector pesquero doméstico a reducir sus exportaciones en 24 por ciento, al realizar ventas por 601 millones de dólares durante el período enero-julio.

La caída se produjo, dentro de las principales especies, por los moluscos (especialmente en calamares), acompañadas en porcentajes menores por las mermas de los crustáceos (es decir langostinos) y merluza. Por su parte, los envíos al exterior en volumen cayeron 26,5 por ciento y alcanzaron 276 mil toneladas, baja concentrada principalmente en calamar y merluza.

La diferencia entre cantidades y valores está determinada por la leve expansión del precio medio de exportación, de 3,6 por ciento, originada por el alza en los correspondientes al calamar (debido a la caída en la oferta), que balanceó las caídas verificadas en el resto de las principales especies de exportación. En los primeros siete meses de 2009, las capturas marítimas totales sumaron 417,6 miles de toneladas, 34,9 por ciento por debajo de las registradas en los mismos meses del año anterior, por lo que revirtieron la suba de 1,9 por ciento verificada en 2008 con relación a 2007.

El informe de IES indicó que "las perspectivas para 2009 aparecen sumidas en una fuerte incertidumbre, ya que un sector cuya evolución depende de las exportaciones se verá afectado por la agudización de la crisis internacional, que afectará las ventas internas y los precios de exportación, tal como ya se ha insinuado en los primeros siete meses del año". Como primer rubro exportador en enero-julio el principal fue el de los filetes, con 34,6 por ciento (con ventas por 207,9 millones de dólares) y 75,5 miles de toneladas, la mayoría de ellos correspondientes a la merluza.

Respecto del mismo período del año anterior, se registró una baja en los valores exportados de 19,2 por ciento, determinada por una merma en el volumen de 5,6 por ciento (por la menor captura). afianzada por una merma más importante, de 14,4 por ciento, debido a la caída en la demanda mundial que afectó a los precios, y revirtió la situación registrada en 2008. Como segundo rubro exportador aparecen los crustáceos, principalmente los langostinos, con 135,1 millones de dólares y una caída de 27,8 por ciento respecto de iguales meses del año anterior.

Los especialistas de IES indicaron que esta evolución negativa se originó por el derrumbe de los precios internacionales, que alcanzó a 34 por ciento y que compensó una leve alza de las exportaciones en volumen en 9,5 por ciento.

Comentá la nota