Cagliolo: "Me voy por una sumatoria de razones"

Con el objeto de restar dramatismo al acontecimiento, el capitán Alejandro Cagliolo, dijo a este Diario que su alejamiento como Director Ejecutivo de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras, es el resultado de "una sumatoria de razones", asegurando que la relación con los integrantes de la Cámara "es excelente y espero que encuentren una persona que cumpla con las necesidades de la época", señaló.
En este sentido Cagliolo fue muy mesurado e incluso bromeó sobre su edad, a modo de desdramatizar la confirmación de su renuncia a CAPIP, asegurando que el motivo del alejamiento se fundamenta en que "he estado muchos años en esta gestión", sosteniendo que la actividad presenta hoy un escenario "donde sería bueno que hubiera una persona con nuevos bríos y el ímpetu necesario", dijo.

Escenario adverso

En todo momento Cagliolo evitó referirse a los conflictos que se han suscitado recientemente en el sector pesquero y donde CAPIP dejó al desnudo el desalentador panorama que se les presenta a las compañías y a la actividad toda.

Sin embargo, el referente reconoció que a la luz de los resultados de las recientes gestiones como Director Ejecutivo de la Cámara, la demanda se hacía cada vez mayor y remarcando que se ha producido un desgaste en su persona e insistió en la necesidad de renovar los cuadros de conducción en ese sentido.

La renuncia formal de Alejandro Cagliolo se hará efectiva en los próximos días pero, ya habría anticipado a los integrantes de la Cámara que su decisión es de carácter inapelable.

Tiempos difíciles

Alejandro Cagliolo, tuvo un desempeñó importante en la resolución de conflictos que enfrentó la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras en los últimos meses, especialmente en la relación con el Sindicato de la Alimentación que planteó un fuerte debate sobre la distribución del ingreso de las compañías hasta lograr el acuerdo de aumento salarial, hoy vigente.

En ese contexto complejo y desalentador para todos los involucrados en el sector de la pesca, incluso con cuestionamientos cada vez más duros para con las autoridades del Estado en cuanto a las políticas de gestión se abordarán en el breve plazo para prevenir mayores pérdidas de rentabilidad empresaria y minimizar los riegos de precariedad laboral para los trabajadores.

Sin dudas que la posición combativa que eligieron los trabajadores de las plantas pesqueras en las últimas movilizaciones, contribuyeron también de algún modo con los cambios que se han producido en la CAPIP, puesto que cabe recordar que tras el primer conflicto severo del año, fue Damián Santos dimitió a la presidencia de la Cámara y ahora lo hace el director Ejecutivo.

CAPIP está travesando un momento complejo, donde la representatividad deberías estar sustentada en una imagen reconocible al momento de las negociaciones con los trabajadores e incluso con el Estado. Otro momento de definiciones para las compañías que integran la Cámara, Pesquera San Isidro, Pereira de Argentina, Pescapuerta del Argentina, Nedar SA, Congeladores Patagónicos e Iberconsa de Argentina.

Comentá la nota