Cafiero: "Los argentinos estamos peleados"

Desde Tucumán, el histórico dirigente justicialista recordó a Perón como "un amo que privilegió la paz entre los argentinos" y lamentó "que sus discípulos no hayan seguido ese ejemplo".

Con un discurso que destila doctrina peronista y una lucidez envidiable, a sus 87 años, Antonio Cafiero, es una leyenda viva dentro del Partido Justicialista y también uno de los políticos más respetados de nuestro país, por su trayectoria, como militante y como dirigente.

De visita en Tucumán, donde anoche encabezó un acto en homenaje a dirigentes y sindicalistas del peronismo que fueron presos políticos durante la última dictadura militar, Cafiero reivindicó a "la resistencia justicialista", de la que él formó parte.

"La persecución que se hizo al peronismo no tiene precedentes en la historia mundial. Y es por la lucha y el testimonio de todos los militantes que fueron presos políticos que seguimos siendo lo que somos y somos todos los que somos", reflexionó el ex Ministro de de Economía de Juan Domingo Perón, durante su discurso en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, ante la atenta mirada de dirigentes que estuvieron presos después del golpe de 1976 y familiares de desaparecidos.

Dirigiéndose a los presentes, el histórico dirigente peronista agregó: "El sacrificio que hicieron ustedes, sufriendo la persecución y el encierro, no ha sido estéril, porque nos ha dado la fuerza para seguir resistiendo. Fueron los militantes quienes mantuvieron encendida la llama del peronismo", acotó.

Además, sostuvo que a los peronistas los une "más que una doctrina, un afecto, un sentimiento, casi un acto religioso, que nace en el corazón y se fortalece con la fe en el crecimiento de una nación".

A continuación, Cafiero dijo que "no hay movimiento ni fuerza política que haya resistido lo que resistió el PJ. Nos hicimos especialistas en resistir, a pesar de que hemos encabezado la lista de los mártires en la Argentina, de los que fuimos presos y de los que fueron asesinados. Y nos vienen a hablar de violencia a nosotros", sentenció, generando una ovación de los presentes en el acto.

Tiro por elevación

En otro tramo de su alocución, que se extendió durante casi 40 minutos, Cafiero reivindicó la figura de Perón recordándolo como "un amo que privilegió la paz entre los argentinos".

En este sentido, recordó que, tras el bombardeo de la Plaza de Mayo, en 1955, en un intento militar por destituirlo, "Perón nunca buscó cobrarse una factura por eso". También rememoró que "después de 18 años de estar exiliado, Perón volvió al país para reconciliar a los argentinos, a decir que ‘para un argentino no hay nada mejor que otro argentino'. No vino a buscar revancha ni a perseguir a quienes fueron sus adversarios. Pero, lamentablemente, sus discípulos no siguieron el ejemplo y volvimos a la confrontación. El consejo de Perón no se ha escuchado, y hoy los argentinos estamos peleados", disparó Antonio Cafiero, sin dar nombres, aunque en un claro "tiro por elevación" al modelo kirchnerista.

Comentá la nota