Cáffaro explicó lo sucedido en el centro socialista Luis Panetta

El intendente municipal Osvaldo Cáffaro, consultado por LA VOZ al respecto, brindó sus explicaciones en relación al episodio ocurrido el martes en la tarde en el centro socialista Luis Panetta, cuando se le prohibió el acceso al secretario general del Partido a nivel nacional, Carlos Roberto, quien fue recibido recién después de varios minutos de insistir en la puerta.

El mandatario municipal minimizó el hecho sosteniendo que no estaban informados de que venía el secretario general y que, además, el centro cuenta con un horario de apertura y de cierre. Sin embargo, en cuanto a esto último, cabe informar que hubo cambio de cerradura sin consulta previa y que al momento de llegar Roberto junto a los candidatos socialistas locales al centro partidario había colaboradores de Cáffaro en el interior que hicieron caso omiso a lo manifestado por quienes intentaban ingresar.

"No sabíamos que iba a venir y no nos atrincheramos, todo lo contrario", dijo el intendente ayer al mediodía, "el secretario fue atendido como corresponde, tenemos una muy buena relación y estuvimos reunidos".

Sólo fueron atendidos Carlos Roberto y otro miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Socialista en el que les manifestaron el malestar generado por el hecho de que se utilice un espacio que pertenece a todos los afiliados para hacer reuniones que corresponden a un partido vecinalista que acompaña otra línea partidaria y se les advirtió de las posibles consecuencias.

La presencia de Roberto en Zárate, estuvo contextualizada precisamente, en el apoyo del socialismo nacional a los candidatos del Partido en el Acuerdo Cívico y Social y en el rechazo a la decisión de Cáffaro de acompañar al Frente Justicialista para la Victoria.

En las ventanas de la casa partidaria del socialismo local ubicada en Ameghino al 900 se puede observar la lista completa número 612 de Nuevo Zárate que encabeza Aldo Morino y que es la que acompaña a Néstor Kirchner, hecho que desde el sector que denuncia una "usurpación" del edificio es "inadmisible".

Cáffaro agregó: "además, el partido tiene un horario de atención, no está todo el día abierto y uno no puede saber quién viene y en qué horario si no se le avisa, a nosotros no nos avisaron y cuando estuvo en Zárate fue atendido", dijo el intendente sin hacer mención a que para recibir a la autoridad nacional del socialismo primero debió permanecer en la puerta por varias horas.

Si bien el sector socialista que se opone a Cáffaro no pudo entrar, van a continuar por las vías legales correspondientes en pos de recuperar un espacio que consideran "usurpado" ya que no pertenece a un sector u otro sino a todos los afiliados del partido.

Mientras Roberto mantendría reuniones con todo el Comité Ejecutivo del Partido Socialiasta a nivel nacional a fin de definir las medidas a adoptar al respecto, en el día de hoy se le haría llegar a quienes hoy tienen el control sobre el inmueble, una presentación judicial.

Comentá la nota