Al caer la cláusula transitoria, el mínimo de tasas en zonas con asfalto será de 65 pesos mensuales

Surge de las ordenanzas que quedarán en pie cuando deje de tener vigencia la cláusula que frena los mínimos. El oficialismo sumará millones con esa suba, pero no puede afectarse la cobrabilidad.
El Gobierno municipal ya tiene todos los cálculos hechos, pero la realidad puede ponerlos a prueba: cuando se caiga la cláusula transitoria para 2009, las tasas de 2010 que pagarán los olavarrienses no serán en ningún caso inferiores a los 65 pesos en las zonas asfaltadas. Aún en los casos de las viviendas más pobres y de los hogares sin ingresos suficientes.

Las fuentes oficiales se niegan a confirmarlo, pero surge del articulado de las ordenanzas fiscal e impositiva sancionadas el año pasado. Como ese mínimo de 65 pesos era muy alto para las familias ubicadas en las zonas menos favorecidas de la Ciudad (menores niveles de ingreso y menores servicios domiciliarios) se colocaron topes por áreas, a través de una cláusula transitoria.

Esa cláusula "cae" este año, automáticamente, y por eso las tasas en todos los casos se situarán en niveles mínimos de 65 pesos para casas sobre aslfalto. Sólo pagarán por debajo los que no tengan asfalto (no menos de 60) o los terrenos baldíos.

El cálculo surge del artículo 2º de la ordenanza que quedará en pie:

Es la que establece que se fijan "los siguientes importes mínimos "mensuales" a abonar por los contribuyentes:

- Categoría I : …………………………………………………….. 120,00

- Categoría II : ……………………………………………………. 60,00

- Categoría III : …………………………………………………… 25,00

- Categoría IV : …………………………………………………….. 60,00

Luego se establece que "los inmuebles ubicados en calles pavimentadas del Partido de Olavarría, deberán tributar el siguiente importe fijo, con afectación específica al Fondo Especial para Pavimentación, Repavimentación y Obras complementarias de Desagües", que será de 5,00 pesos.

Esa es la base de una abultada recaudación que permite un presupuesto local de 171 millones de pesos, que se disparan a 248 al incluirse las obras de financiamiento nacional.

Sin embargo, el nivel de tasas que se aplicará al caer la cláusula transitoria puede que no genere una subida en la recaudación tan simple como la que surge de multiplicar los números.

Sobre todo porque está en duda qué capacidad de pago real tienen las familias ubicadas en las áreas más alejadas del centro de la Ciudad, donde el asfalto llegó de un día para el otro.

Y además queda por ver qué pasará cuando los sectores con menos servicios urbanos y menores valores de sus viviendas perciban que deben pagar lo mismo que otros contribuyentes con mayores prestaciones domiciliarias (iluminación, barrido) y mayor poder adquisitivo.

En el Concejo Deliberante, hoy por hoy, el oficialismo sigue abroquelado en apoyo a la caída de la cláusula, en tanto los bloques de la oposición no consiguen cerrar un proyecto alternativo para al menos empatar la votación y forzar el desempate (y el posicionamiento político) del presidente de cuerpo, Julio Alem.

Comentá la nota