Caen recursos para coparticipar a las provincias.

Así lo indica un informe de Ecolatina difundido ayer. En enero se registró una fuerte desaceleración en el incremento de masa coparticipable. En este panorama se analiza que políticamente habrá una mayor dependencia de las provincias al gobierno central. La gobernadora, Fabiana Ríos, coincidió en que habrá menos recursos por coparticipación federal de impuestos.
RIO GRANDE.- Según el informe de una consultora privada, las provincias recibirán menos coparticipación nacional durante este año, como impacto directo de la menor recaudación a nivel nacional. Enero fue un mes testigo, donde los ingresos provinciales de origen nacional mostraron un crecimiento de apenas el 1,4 por ciento.

Ecolatina (consultora en economía y empresas), difundió el informe, donde se advierte que una «abrupta desaceleración de la recaudación nacional perjudica especialmente a las provincias: mientras que el crecimiento de los ingresos tributarios totales pasó de 38% en octubre pasado a 11% en enero, el incremento de la masa coparticipable se desaceleró de 29% a 2 por ciento».

Subraya la consultora que los «ingresos provinciales de origen nacional crecieron sólo 1,4% en enero, registrando el peor inicio de año desde 2002» y que «los efectos plenos de la sequía en el comercio exterior y en la actividad interna resultarán en un crecimiento de apenas 5,8% para la principal fuente de recursos de las provincias».

Indica además que el hecho que «los ingresos tributarios en las provincias -tanto de origen nacional como provincial- se estén desacelerando es preocupante, ya afectan al 80% de sus ingresos totales».

En el informe de la consultora, al evaluar el costado político de esta situación económica, puntualiza que la caída de la coparticipación hará que exista una mayor dependencia de los Estados provinciales al gobierno nacional, en un año clave en lo electoral para la administración de Cristina Fernández de Kirchner, que se juega mantener la mayoría en el Congreso.

Ríos coincide

La gobernadora fueguina, Fabiana Ríos, coincidió con este diagnóstico, al puntualizar ayer que «la transferencia directa de recursos viene en caída, y es por una cuestión vinculada centralmente al consumo».

Indicó que los gobernadores están discutiendo con Nación las posibles herramientas que puedan reemplazar esa merma de recursos que se asignan a las provincias, descartando que ello se pueda interpretar como asistencias extraordinarias.

La mandataria fueguina descartó que la cuestión política, en un año electoral, afecte la transferencia de fondos desde el Gobierno nacional.

Comentá la nota