Caen piratas del asfalto que fingían ser policías

Tres hombres fueron detenidos en el barrio de Mataderos acusados de integrar una banda de piratas del asfalto que robaba camiones cargados con mercadería, a los que interceptaba en falsos controles policiales que montaba en distintos puntos de la Capital.
Fuentes policiales informaron que en uno de los 10 allanamientos realizados para desbaratar a la banda fueron detenidos además dos ciudadanos chinos acusados de recibir la mercadería robada y ocultarla en un depósito.

La pesquisa para desbaratar a la banda estuvo a cargo de policías de la División Investigación Técnica del Delito de la Federal, que realizaron varios allanamientos simultáneos en Parque de los Patricios y en el Conurbano.

En uno de ellos, realizado en Tandil al 5800, de Mataderos, los federales sorprendieron a los tres sindicados cabecillas del grupo cuando descargaban en un depósito a cargo de ciudadanos chinos un cargamento de productos de perfumería que acababa de ser robado.

El jefe policial a cargo del procedimiento, comisario Néstor Roncaglia, dijo que la pesquisa sobre la banda se inició cuando se detectaron varios episodios de "piratas del asfalto" similares, denunciados ante el fiscal de Saavedra, José María Campagnoli.

Los pesquisas creen que la banda comenzó a operar en marzo y que en los últimos meses cometió entre 7 y 8 robos, la mayoría en los barrios de Flores, Floresta, Villa Devoto, Saavedra y a lo largo de la avenida Nazca, todos ellos lugares de rápido acceso a la avenida General Paz.

Modalidad repetida

Tras tareas de inteligencia criminal, la policía obtuvo elementos para identificar a la banda y, con orden de la jueza de Instrucción 40, Inés Cantisani, se dispusieron los allanamientos que derivaron en las detenciones.

Los pesquisas establecieron que estaban ante una banda organizada dedicada a robar camiones cargados con mercadería y que para llevar a cabo su tarea los delincuentes fingían ser policías, montaban falsos operativos del control vehicular y luego reducían y amenazaban a los camioneros.

En general, los ladrones se hacían pasar por personal civil de la Policía Federal y, una vez que engañaban y amenazaban a los camioneros, los llevaban cautivos a la zona sur del conurbano, donde los abandonaban.

Según Roncaglia, mientras una parte de la banda se dedicaba a llevarse al camionero para ganar tiempo, otra se apoderaba de la mercadería. En algunos casos, el cargamento estaba vendido de antemano y sólo se entregaba al comprador ilegal, mientras que en otras oportunidades se guardaba en un depósito hasta poder ubicarlo.

Sujetos peligrosos

Justamente, al ser detenidos, los acusados fueron sorprendidos cuando entregaban la mercadería del rubro perfumería en un depósito de dueños chinos.

Además de ese procedimiento, los efectivos realizaron allanamientos en Atuel al 800, Ancaste al 3000 y Grito de Ascencio al 3000, de Parque Patricios, en una casa de la calle Unanue al 1800, de Villa Celina; en Epecuen al 100, de Banfield; en la esquina de Quesada y Cosquín, de Lomas de Zamora y en otras tres viviendas de Esteban Echeverría.

Fuentes policiales informaron que los tres detenidos acusados de integrar la banda de falsos policías tienen entre 30 y 40 años, presentan antecedentes por delitos contra la propiedad y uno de ellos purgó una pena de 15 años de prisión.

Durante los operativos, los detectives secuestraron un vehículo Renault 9 que la banda utilizaba como "móvil policial", teléfonos celulares, handys, dinero, gorras con la inscripción PFA en letras amarillas, chapas de pecho policial, agendas, un revólver 357 magnum y otras seis armas de fuego, una de ellas con mira telescópica.

Comentá la nota