Caen 303 narcos mexicanos en EE.UU.

Son todos miembros del violento cartel La Familia Michoacana; fueron detenidos en un operativo sin precedente que cubrió 19 estados
WASHINGTON.- Tras un operativo sin precedente contra el narcotráfico, el gobierno norteamericano anunció ayer el arresto de 303 personas en 19 estados, todas vinculadas con La Familia Michoacana, el cartel más nuevo y violento de México.

"Esta acción policial coordinada de Estados Unidos fue la mayor realizada contra un cartel de la droga mexicano y ha asestado un golpe significativo a la cadena de suministro de drogas ilícitas, armas y dinero en efectivo de La Familia entre México y Estados Unidos", dijo ayer el fiscal general, Eric Holder, en una conferencia.

Paralelamente, uno de los capos de La Familia, Servando Gómez Martínez, fue acusado formalmente en Nueva York por narcotráfico, según fuentes de la investigación.

Además, el Tesoro norteamericano anunció que congeló los activos del mexicano Edgardo Leyva Escandón, de cinco de sus colaboradores y de una empresa de México por su vinculación con la organización de los hermanos Arellano Félix, el cartel de Tijuana.

"Hemos tomado esta iniciativa para impedir que Edgardo Leyva Escandón pueda seguir teniendo acceso a la compra de armas y a los circuitos financieros en nombre de la organización Arellano Félix", dijo el director de la oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, Adam J. Szubin.

Por su parte, Holder agregó que los arrestos se produjeron en los últimos días como parte del Proyecto Coronado, una investigación de distintos organismos gubernamentales realizada a lo largo de 44 meses.

La pesquisa ya permitió la detención de 1186 personas y la confiscación de 33 millones de dólares de los narcos, además de 2000 kilos de cocaína y 1238 kilos de metanfetamina, entre otros estupefacientes.

Más de 3000 agentes participaron ayer en la redada, que incluyó arrestos en 38 ciudades de 19 estados, a lo largo y a lo ancho del país.

Además, se confiscaron 62 kilos de cocaína, 330 kilos de metanfetaminas, 438 kilos de marihuana, 144 armas, 109 vehículos y dos laboratorios clandestinos.

Mientras tanto, la policía federal mexicana anunció ayer que detuvo a seis presuntos integrantes del cartel, entre los que se encuentran Juan Estrada Rodríguez ("Charmín"), de 23 años, supuesto encargado de la seguridad del cartel en Morelia (a 200 kilómetros de la Ciudad de México), y a José Roberto de la Sancha ("El Chivo"), de 24 años, uno de los jefes de sicarios de la organización.

Las autoridades estadounidenses indicaron que La Familia, un cartel famoso por utilizar la violencia sin contemplaciones, incluyendo la decapitación de sus rivales, cuenta con una gran red que distribuye drogas en Estados Unidos, especialmente metanfetaminas.

El cartel, que tiene su base en el estado de Michoacán, en el sudoeste de México, dice oponerse a la venta de metanfetaminas a los mexicanos, pero promueve su consumo entre los estadounidenses.

Según un documento judicial con cargos presentados en Nueva York, miembros de La Familia con base en Estados Unidos presuntamente han adquirido armamento de potencia militar, incluyendo armas de asalto y municiones, y han elaborado esquemas para su contrabando hacia miembros del cartel en México.

Todos los niveles

Holder prometió continuar la campaña contra La Familia y los carteles responsables de la actual ola de violencia en México, que dejó unos 6000 muertos en 2009. Agregó que Estados Unidos los atacará en todos los niveles, desde el liderazgo hasta sus redes de distribución, que llegan a muchas partes de este país.

"Puesto que vuelven a regenerarse, debemos trabajar con nuestros colegas mexicanos para cortar las cabezas de esas serpientes, encausarlas, juzgarlas y, si se encuentran en México, extraditarlas a Estados Unidos", agregó Holder.

Michele Leonhart, titular de la agencia antidrogas DEA, dijo que el poder de La Familia ha crecido rápidamente, debido en parte a su estructura cuasi religiosa.

Funcionarios de la DEA afirman que el cartel ostenta una "mentalidad de tipo Robin Hood", de robar a los ricos para ayudar a los pobres. Utiliza parte de sus ganancias para dar biblias y dinero a los pobres, según los investigadores.

La Casa Blanca destinó últimamente más agentes, recursos y dinero para combatir los carteles de la droga en la frontera con México. Sin embargo, las detenciones de los dos últimos días ocurrieron muy lejos de esa región.

"El problema no solamente está a lo largo de la frontera sudoeste, se extiende ahora por todo nuestro país", admitió el director de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, Kenneth Melson.

Comentá la nota