Caen a la mitad las ventas de cal y piden ayuda al gobierno

La producción y la venta de cal en la provincia cayeron a la mitad de volumen de hace un año -pasaron de ser 1,8 millones de toneladas a las actuales 900.000-, por eso este lunes la Cámara Minera de San Juan se reunirá con el gobernador José Luis Gioja para plantear el tema y buscar alguna solución, según contó ayer el vicepresidente de la entidad privada, Jaime Bergé.
Paralelamente, también a nivel nacional se buscarán soluciones para los caleros y un día después, el martes 24, se reunirán en la Secretaría de Minería de la Nación representantes del proyecto binacional Pascua Lama, de Barrick, y un grupo de caleros sanjuaninos.

La caída en la facturación de cal comenzó por efecto de la crisis internacional y su remezón en la construcción e industrias del país.

En San Juan, donde esa producción es la principal del sector minero no metalífero, esa caída en las ventas ya derivó en varios reclamos de los productores. Los más chicos cortaron las ruta 153, a la entrada de Los Berros por la paralización total de 32 hornos familiares. Y entre los grandes, el gerente para Sudamérica de Minera TEA aprovechó la inauguración del mayor horno de la provincia para pedir asistencia política para vender cal sanjuanina al proyecto de oro Pascua Lama, de Barrick. Todo esto, en diciembre pasado.

Ahora es la cámara minera quien tomó la delantera y planteará los problemas del sector: "La idea es mostrar al gobernador la situación actual de los caleros y las perspectivas futuras, y ver qué podemos hacer. El sector está en problemas, para qué montar hornos nuevos y fábricas como se está haciendo, si tenemos las fabricas semi paradas", dijo Bergé.

El vice de la cámara hizo así referencia a las últimas inversiones del sector calero que incluyen un moderno horno de Cefas, con un costo de $10 millones, el que está casi terminado; y el inaugurado hace dos meses en TEA con una inversión de 10 millones de dólares.

En Buenos Aires

La reunión con Mayoral apunta a otro capítulo en la crisis de los caleros y es concretamente por Pascua Lama. Es que a fines de noviembre pasado, se conoció un proyecto de Barrick en Chile para explotar y producir cales en ese país para abastecer la demanda de Pascua Lama, unas 500 toneladas por día.

Esto generó molestias en el sector minero sanjuanino, ya que muchas inversiones grandes se hicieron con la proyección de abastecer a este gigante del oro cuyo anuncio se inicio de construcción se espera en no más de dos meses, según declaraciones de Gioja esta semana.

Por eso Jorge Mayoral dijo ayer que decidió propiciar un encuentro entre representantes de Barrick y caleros para que estos últimos puedan promover su producto.

"Es importante que en la minera conozcan que el mayor volumen de comercialización entre Argentina y Chile es por las cales sanjuaninas, que van a satisfacer la demanda de sus explotaciones de oro y cobre. Así, es posible que reviertan las inquietudes que hoy tenemos", dijo el funcionario.

Agregó que personalmente hizo la invitación a Barrick y que estos prometieron escuchar atentamente lo que los caleros tienen para decirles y también, elevar esos reclamos a los altos mandos de Barrick en Canadá, para que esto no quede en el ámbito regional.

Según las estimaciones de la Secretaría de Minería de la Provincia, dentro de dos años San Juan estará produciendo y vendiendo 3 millones de toneladas de cal por año. Pero esto, teniendo en cuenta que a los actuales proyectos mineros Veladero y Gualcamayo, se sumen Pachón, Pascua Lama y Casposo

Comentá la nota