Cadillacsgate: Leiva se presentará ante el fiscal, quien lo acusará de instigar el fraude al Estado.

Eduardo Martearena espera este lunes al "súper" asesor del gobernador Celso Jaque. El fiscal le comunicará que está imputado en la causa que investiga el irregular pago de $315.000 a una productora privada, por parte del Estado. Así se convertirá en el segundo funcionario -el otro es Luis Böhm- acusados en el expediente. Leiva también se abstendría de declarar.
En la mañana de este lunes el fiscal Eduardo Martearena acusará formalmente al asesor del Gobernador Raúl "Perruco" Leiva de instigar el fraude al Estado. El amigo de Celso Jaque utilizaría su derecho de no declarar ante el magistrado, al igual que lo hizo el secretario de Turismo, Luis Böhm, el otro funcionario del Gobierno de Mendoza imputado en el Cadillacsgate.

El magistrado va paso a paso en la investigación del irregular pago de $315.000 a la productora Offside, cuyos integrantes están todos imputados por el presunto delito de participación primaria en fraude al Estado. Después que acusó a los privados, siguió con los funcionarios. El primero en recibir este revés judicial fue el titular de la cartera que puso el dinero: Böhm.

Pero, para el fiscal, alguien se encargó de hacer que el pago salga, y rápido. Éste hombre Raúl "Perruco" Leiva, quien fue señalado por la secretaria de Deportes, Beatriz Barbera, y el Tesorero General de Mendoza, Mauro Luchetti. Ambos habrían dicho que el secretario de Leiva, Fernando Palermo, los presionó; a la primera, para que insista con la teoría con la necesidad de resarcimiento hacia Offside porque el Estadio Malvinas iba a estar ocupado el día del recital; al segundo, para autorice el pago.

Martearena cree que hubo delito y son los mismos funcionarios del Gobierno quienes le van aportando datos para que día a día se convenza más. El viernes, cuando llegó al cuarto piso de la Casa de Gobierno, la noticia de que el amigo personal y asesor de Celso Jaque iba a ser imputado, el propio mandatario provincial salió a decir: "Si uno firma un decreto es porque lo estoy convalidando; por lo tanto es decisión del gobernador".

El mandatario no dice: "Estoy seguro que no hubo ningún delito, por eso convalidé el pago". Es otro concepto el que manifiesta, que parece querer demostrar que es fuerte y le pone el pecho a las balas, pero esos proyectiles, como comentaron los comensales del Quincho del Gordo Julián el viernes por la noche, están picando cerca… cerca de los despachos de Cazabán.

De todos modos, todo el mundo espera que Leiva utilice su derecho de no declarar, esperanzado (como varios en el Gobierno) que a más tardar el próximo martes, el titular del Segundo Juzgado de Garantías, Aníbal Crivelli, le quite la causa al fiscal Martearena porque lo considera incompetente, tal como lo sostienen los abogados de la productora Offside.

Difícilmente el magistrado (árbitro) le dé la razón a los privados y Martearena continuará con la investigación.

Comentá la nota