Cadillacs: uno de los productores de San Juan negó gestionar el subsidio.

Cadillacs: uno de los productores de San Juan negó gestionar el subsidio.
Belisario Albarracín aseguró que no conoce a Leiva y que fue el Ejecutivo el que buscó a los empresarios.
El productor de espectáculos, Belisario Albarracín, habló por primera vez desde que se desató el escándalo por el subsidio que le dio el Estado a los organizadores del show de los Fabulosos Cadillacs e intentó desvincularse del pago.

Albarracín aseguró que sí tuvo que ver con el recital, pero que no fue quien gestionó el cobro de los 315 mil pesos, aunque dijo que "es algo normal y habitual" que un Gobierno subvencione un espectáculo. Al mismo tiempo señaló que fue el Gobierno de Mendoza quien los buscó para incluir el recital en la agenda oficial de la Vendimia.

Belisario "Bebe" Albarracín es un empresario sanjuanino que tiene buena llegada a Mendoza.De hecho ha organizado decenas de recitales y eventos en la provincia. Aunque no aparece en los papeles, fue uno de los principales gestores para que Los Fabulosos Cadillacs tocaran el 20 de febrero pasado.

Ahora Albarracín fue imputado en el marco de la causa en la que se investiga si hubo fraude al Estado en el pago y cobro de los 315 mil pesos. Otro de los sanjuaninos involucrado es José Luis Battías, quien fue uno de los encargados de intentar que el recital se hiciera en el estadio Malvinas Argentinas.

"Si me preguntan si tuve algo que ver con el recital, les digo que sí, porque soy una persona conocida, que tiene contactos y porque trabajo bien.Pero acá no hubo ningún fraude. Se contrató un recital, el show se hizo y no hubo problemas", aseguró Albarracín.

Según el productor, su participación tuvo que ver con el contacto con la banda de Vicentico y la gestación del contrato con ellos. Igualmente defendió el aporte estatal.

"Fue un recital subvencionado, como los cientos que hay; no veo cuál es el problema. Se cobró una entrada mucho más económica que en el resto del país por eso.Es normal que un Gobierno pague un subsidio para un evento; esto ocurre frecuentemente. En San Juan, enCórdoba, se subvencionan muchos recitales. A mí no me ha tocado recibir ninguna subvención, pero no tiene nada de malo", aseguró.

Contactos en San Juan

Albarracín está señalado como quien lidera Offside, productora que en realidad no existe legalmente, pues se trata de un nombre de fantasía. Viene de una familia tradicional de San Juan. El hombre hizo el secundario en Mendoza y fue compañero del ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, en el Liceo Militar.

"A Paco no lo he visto desde que es ministro; no he hablado con él.Tampoco conozco al señor Leiva que dicen que también es sanjuanino.Me adjudican un poder que no tengo.Yo no tuve que ver con la gestión del subsidio. No tenemos cosas que esconder y nos han metido en una película de terror", aseguró Albarracín, quien aceptó que en los expedientes "puede haber algunas desprolijidades administrativas".

Según el relato del productor sanjuanino, el recital se había gestado entre los empresarios y fue el Gobierno de Mendoza quien les ofreció el estadio mundialista y participar de la organización. Según aseguró, la intención de los funcionarios era "incluir el recital en el calendario de Vendimia".

"Lo que aportó el Estado no alcanzó para pagar el cachet de los Cadillacs.Se trató de un recital caro, que tenía de costos cerca de 750 mil pesos", dijo.

Uno de los cuestionamientos hacia Albarracín es que él no figura en los papeles firmados con el Gobierno. "Offside es un nombre de fantasía. Somos un grupo de productores que trabajamos y no le debemos nada a nadie.El contrato con la banda lo firmó Diego (Villafañe) y es todo transparente", dijo.

En las próximas horas se levantaría el secreto del expediente judicial.Albarracín aseguró que quiere presentarse a declarar lo antes posible, luego de conocer en profundidad la causa.

Comentá la nota