Cadillacs: el primer funcionario que imputaría el fiscal es Böhm.

Cadillacs: el primer funcionario que imputaría el fiscal es Böhm.
Ayer quedaron comprometidos dos productores sanjuaninos del show.
A 48 horas de quedar levantado el secreto de sumario en el escándalo de los Cadillacs por el aporte oficial de $315.000 a Offside, el fiscal de la causa sumó otros dos imputados. Los empresarios sanjuaninos Abelardo "Bebe" Albarracín y José Luis Battías están implicados por participación primaria para cometer fraude a la administración pública.

Pero lo más destacado del caso es que el fiscal ya tendría apuntado el nombre de la persona que sería el autor del fraude. Esa responsabilidad recaería sobre el secretario de Turismo Luis Böhm, quien firmó el contrato con Offside.

En tanto ayer por la tarde la comisión investigadora del Senado escuchó el testimonio de José Caviggia, titular de la Contaduría General de la Provincia y recibió por segunda vez al jefe de asesores de Celso Jaque, su amigo Raúl Leiva, que en esta ocasión estuvo sometido a un exhaustivo interrogatorio.

En este sentido, el presidente de la comisión, Leopoldo Cairone, auguró un futuro negro para el Gobierno ya que habla de "irregularidades" palpables y de varias "contradicciones" en los dichos de los funcionarios.

Esta semana será decisiva en la causa por el escándalo de los Cadillacs. Con las imputaciones de los empresarios sanjuaninos la lista de involucrados judicialmente, hasta el momento, asciende a seis.

Primero fue Pedro Infante, la persona que presentó la factura y recibió los cheques por $315.000, menos $12.500 de retenciones; luego siguieron su hija Mariana Infante, una productora independiente que se asoció a Offside para ese espectáculo específico; el marido de la mujer Marcelo Cossuta; Diego Villafañe la cara visible de productora en la provincia y, por último, les llegó la notificación a Albarracín quien fue el gestor de la contratación de la banda de ska y Battías, el encargado de la logística en la faz técnica.

Ahora el fiscal Eduardo Martearena, que había iniciado el camino por la parte privada del caso, ya cumplió con esa etapa y comienza a centrar los esfuerzos y la investigación en la otra parte, el sector público. "Mañana (por hoy) se van a ver movimientos", comentó una fuente judicial, por lo que no será descabellado ver desfilar por la Fiscalía a algunos de los funcionarios implicados en el escándalo.

Con una particularidad más que relevante, Martearena tendría en la mira a Böhm, el hombre que con su firma inició el camino del expediente por el cual se hizo efectivo el pago a la productora encargada de la organización del recital de los Fabulosos, por lo que entraría en la categoría de "autor" del fraude al estado. Así lo confirmó una fuente muy cercana a la causa.

En tanto, la defensa de los productores artísticos continuará documentando los gastos que ocasionó el recital de los Fabulosos. "Son casi $800.000", comentaron allegados a la productora.

En el otro frente del caso Cadillacs, los senadores que conforman la comisión investigadora se reunieron con el titular de la Contaduría General de la Provincia y la subdirectora de Servicios de Administración, Julia Belda. La intención era determinar el por qué de los 7 cheques en que se dividió el pago de los $315.000.

Una hora después de arribar al Salón Rojo de la Legislatura el contador Caviggia se excusó de brindar detalles a la prensa por el secreto de sumario que cubre la investigación. Otro de los funcionarios que dio explicaciones ante los legisladores fue Leiva.

Tras el paso del jefe de asesores que se limitó a decir que "ya habló con la prensa" y la escribana Marcela Vargas, Cairone no se animó a hablar de "fraude" pero sí de "irregularidades" detectadas en la órbita administrativa.

"Le hicieron firmar al Gobernador un decreto con una carta poder que no acredita ninguna representación. La Secretaría Legal debería haber indagado más para saber si era ese poder real que permitió cobrar $315.000", dijo y también hizo mención a contradicciones: "Ahora Leiva hace responsable a Beatriz Barbera (secretaria de Deportes) como la persona que inició las conversaciones con la productora, junto a Pablo Catania (vocero del Gobierno) y gestionó la rebaja en las entradas.Parece que vamos a tener que volver a citarla", aclaró Cairone.

Por último el presidente de la comisión del Senado confirmó para el miércoles a las 18 la citación a Catania.

Comentá la nota