Uno de cada tres turistas tiene problemas de hipertensión

De acuerdo a los controles realizados en postas sanitarias de Mar del Plata.
El 29 por ciento de los turistas que controlaron su presión en lo que va de enero en las postas sanitarias instaladas por el Ministerio de Salud de la Provincia en Mar del Plata registró hipertensión arterial y, de ese número, el 35 por ciento no sabía que padecía la enfermedad.

Los datos se desprenden de un informe elaborado por la Dirección de Patologías Prevalentes de la cartera sanitaria sobre un total de 1533 turistas que ya controlaron su presión en alguna de las cuatro postas sanitarias dispuestas en Mar del Plata en el marco de la segunda edición de la campaña de prevención de enfermedades cardiovasculares "Salud Activa para la provincia", lanzada por primera vez el verano pasado.

Los primeros números de la campaña para detectar y controlar la hipertensión arterial indican también que de los 1553 pacientes que pasaron por las postas instaladas en Mar del Plata, el 57 por ciento fueron mujeres y 6 de cada 10 mayores de 55 años. Del total de turistas controlados, el 62 por ciento corresponde a personas radicadas en la provincia de Buenos Aires y el resto de los visitantes a otras provincias y -en menor medida- a turistas extranjeros.

Asimismo, el informe de la Dirección de Patologías Prevalentes indica que el 51 por ciento de las personas que se controlaron en las postas sanitarias tenía antecedentes de hipertensión arterial.

El titular del área, Ricardo López Santi, indicó que los pacientes medicados por hipertensión deben extremar recaudos frente al golpe de calor. "El trabajo de los promotores de salud que atienden las postas sanitarias también está dirigido a recomendar el uso de diuréticos para controlar la hipertensión sólo bajo prescripción médica. Este medicamento puede acentuar la deshidratación que ocurre durante un golpe de calor", explicó el especialista.

La hipertensión arterial es un factor de riesgo modificable y de alta prevalencia que se ha convertido en uno de los principales factores que inciden decisivamente en las 30 mil muertes anuales que se producen en la provincia por patologías cardiovasculares.

Comentá la nota