Uno de cada tres DNU fue ratificado por el silencio

El gobernador José Alperovich firmó 144 Decretos de Necesidad y Urgencia en sus más de cinco años de mandato, de los cuales 44 fueron avalados por la Legislatura sin que hayan sido tratados expresamente en el recinto de sesiones. La mayoría de esas disposiciones tienen incidencia sobre los recursos del Estado. El trabajo de identificación de cada texto.
De los 144 Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) dictados por el gobernador José Alperovich durante todo su mandato, 44 entraron en vigencia por la ratificación tácita de la Legislatura. La cifra representa el 30,5% del total de las normas de excepción dispuestas de ese modo. Las otras 100 fueron efectivamente tratadas por la Cámara, y aprobadas expresamente (convalidando lo actuado previamente por el Gobierno) o mediante una ley específica con pocos cambios respecto del texto original, en alguna sesión parlamentaria.

La manera ficta de convalidar lo dispuesto por el Poder Ejecutivo se consuma por el mero silencio parlamentario si se agota el plazo de 20 días hábiles para su tratamiento en el recinto y no se concreta el debate, atento a lo dispuesto en el artículo 101 de la Constitución provincial (ver “El aval... ”).

La cantidad y la numeración de cada DNU para establecer su identidad legal en el período comprendido entre 2003 y 2007 fueron determinadas durante el trabajo realizado para aprobar la primera parte del Digesto Jurídico de Tucumán, que reúne la normativa vigente en la provincia. Esta etapa culminó el 5 de diciembre pasado, con la sanción de la Ley 8.153 por la cual se suprimieron más de 4.000 leyes entre las derogadas y las declaradas caducas, de plazo vencido o de objeto cumplido.

Los DNU correspondientes a 2008 fueron identificados mediante un relevamiento de LA GACETA efectuado en las páginas oficiales de internet del Registro de Leyes y Decretos y del Boletín Oficial de la Provincia. Sobre ese ejercicio anual no hay información fehaciente cruzada entre los poderes del Estado, y se deben buscar aisladamente uno por uno los documentos. Sólo se conocían los ratificados expresamente por la Legislatura, que mutaron de este modo su origen y se transformaron en una ley con numeración específica.

El listado completo (incluye número de DNU, fecha de emisión y síntesis de su contenido) se puede leer en la nota “Desde... ”.

Contenido económico

De los 44 DNU avalados tácitamente (el primero fue emitido en enero de 2004 y el último, en diciembre de 2008), 33 son de contenido económico o tienen incidencia en los recursos del Estado en forma directa o indirecta, sea para aumentar la cantidad de dinero disponible (como en la reducción de asignaciones salariales); para flexibilizar su utilización (al permitir contrataciones directas para la realización de obras públicas en el interior) o para disponer su destino en algún sentido (subsidio a la Sociedad Aguas del Tucumán para pagar las facturas de la energía eléctrica).

En un desglose más específico por temas concretos, 12 normas de excepción se refieren a municipios y comunas rurales, desde la suspensión de la aplicación del Fondo para el Desarrollo del Interior en 2004 (el primero de los avalados tácitamente por la Cámara) hasta las intervenciones a las administraciones de Medina y Monte Bello, atravesadas por crisis políticas tras los comicios de agosto de 2007.

Además, 13 de los otros DNU están vinculados con la vida institucional de los entes autárquicos o direcciones específicas de la administración pública, en un amplio sentido. Así se abarca desde la intervención al Ente Provincial Regulador de Energía de Tucumán (Epret) hasta la habilitación de líneas de créditos para que los jueces, fiscales y defensores oficiales puedan cancelar diferencias de aportes con la Anses y jubilarse con el 82% móvil.

Otros 16 DNU son de objeto diverso (desde la apertura de archivos vinculados con el proceso militar hasta el fomento a inversiones privadas) y los tres restantes son adhesiones a leyes nacionales.

Comentá la nota