Cada taficeño le debería $ 3.200 al PE este año

Los municipios menos poblados presentan el costo más alto en la relación entre los habitantes y la asistencia financiera del Pacto Social. En el interior, Banda del Río Salí es la más poblada y la que más dinero recibe, pero, comparativamente, es más barata para el vecino.
Las apariencias engañan también cuando se trata de la asistencia financiera del Gobierno provincial a las municipalidades.

A primera vista, el Pacto Social que celebrará el Poder Ejecutivo con la capital y 12 administraciones del interior se rige por un criterio de estricta lógica, dado que las municipalidades con mayor cantidad de habitantes son las que, correlativamente, mayor cantidad de recursos se obtienen.

Es así como San Miguel de Tucumán, con su más de medio millón de habitantes, obtiene casi $ 295 millones. Provincia adentro, la más populosa de las ciudades, Banda del Río Salí, es también la que más fondos recibirá en el marco de esa operatoria, con poco más de $ 31 millones.

Sin embargo, cuando se coteja la ayuda monetaria que brindará la Casa de Gobierno con el número de habitantes de cada uno de los ejidos urbanos, se advierte que, en realidad, las municipalidades más grandes terminan siendo más baratas para sus ciudadanos que las más pequeñas. Y como el Pacto Social no es otra cosa más que un préstamo de la Provincia a las intendencias, debe concluirse que los vecinos de los municipios más chicos son los que, en definitiva, terminan más endeudados con la Provincia.

Contrastes

Los habitantes de los dos distritos menos poblados son los que, comparativamente, deben aportar más recursos para sostener el funcionamiento de sus correspondientes estructuras municipales. Para cada uno de los poco más de 4.000 taficeños, los casi $ 13 millones que recibirá la intendencia representará un costo de $ 3.200 anuales.

De la misma manera, cada vecino de Bella Vista (son algo más de 15.000) le adeudará este año casi $ 1.200 a la Provincia, para pagar los casi $ 18 millones que recibirá la gestión de la ciudad.

En contraste, la mencionada Banda del Río Salí, pese a ser la más populosa, es la que menos carga representa para sus ciudadanos: menos de $ 490 por habitante, para todo 2009.

En rigor, las cinco municipalidades del interior más pobladas son, a la vez, las de menor peso para los fondos de los contribuyentes. En todos esos casos, los vecinos se endeudarán en menos de $ 600 anuales con la Provincia, para reintegrar los fondos del Pacto Social. Teniendo en cuenta esa cifra, a la propia municipalidad de la capital también debe sumársela a ese pelotón.

Explicaciones

Fuentes de Casa de Gobierno explicaron que la asistencia financiera para cada municipio está determinada por tres elementos: planilla salarial, gastos de funcionamiento y recaudación.

En consecuencia, admitieron, el desfase es de índole histórica porque la situación enfrenta a los municipios que en el pasado fueron más prolijos en la toma de personal, la administración de recursos y la política fiscal (son los que, en proporción con el número de habitantes, menos ayuda necesitan), con aquellos que no fueron tan eficientes y que, en consecuencia, resultan más onerosos para sus vecinos.

Comentá la nota