Por cada peso de recaudación, se gastan 10 en mantener la ciudad.

La Municipalidad de Ushuaia invirtió en 2008 más de 22 millones de pesos en recolectar la basura, regar y mantener las calles de tierra, mantener y destapar los pluviales, vigilar espacios públicos, mantener plazas y espacios verdes, tirar urea y tierra en invierno, despejar de nieve las calles, llevar agua potable, administrar los cementerios, limpiar los espacios públicos, recolectar los residuos voluminosos, bachear las calles, entre otras actividades. Sólo se recauda el 10% de lo gastado.
Los vecinos de Ushuaia aportan con sus tributos un monto inferior al 10 por ciento de lo que invierte el Municipio en el mantenimiento de la ciudad, a pesar de que el nivel de recaudación que se registra en la Administración capitalina es uno de los más altos en la Argentina, ya que supera el 70 por ciento.

Según información oficial a la que accedió este medio, la Municipalidad de Ushuaia invirtió en 2008 aproximadamente $22.524.000 en recolectar la basura, regar y mantener las calles de tierra de los barrios periféricos, mantener y destapar los pluviales, vigilar los espacios públicos, mantener las plazas y espacios verdes, tirar urea y tierra en invierno, despejar de nieve las calles de la ciudad, llevar agua potable a los vecinos sin conexión a la red, administrar los cementerios municipales, limpiar los espacios públicos, recolectar los residuos voluminosos, bachear las calles de tierra, entre otras actividades.

Aproximadamente 12 mil contribuyentes aportan anualmente, en concepto de Tasas por Servicios Generales, algo más de $2.600.000; es decir que, en promedio, cada titular de un inmueble paga en promedio $218 por año. Se podría argumentar que el problema es el alto nivel de evasión, pero el nivel de pago supera el 70%; es decir que sólo 3 de cada 10 vecinos no están al día con el pago de tasas municipales.

Si los vecinos sólo aportan un peso de cada diez que gasta el Municipio en mantener la ciudad, ¿de dónde surgen los otros restantes nueve pesos? El envío regular de la coparticipación provincial es la llave para entender la frágil situación financiera de los municipios. Pero el Estado provincial padece una situación similar, ya que depende, a su vez, del envío de fondos nacionales.

Del análisis de la información oficial sobre la recaudación municipal en el 2008 surge que el cobro de tasas por servicios generales (similar al concepto de expensas en la propiedad horizontal) es el cuarto ítem de la recaudación que tiene la Comuna capitalina, y que el principal ítem de recaudación propia que se registra en Ushuaia es la tasa automotor, con una recaudación anual de $11.477.593, seguida por la tasa de actividad comercial con $3.913.430.

El tercer concepto, a pesar del alto valor de la tierra y del metro cuadrado de construcción en Ushuaia, es el impuesto inmobiliario, con una recaudación de $3.474.052.

Además se observa que el impuesto inmobiliario y la tasa de servicios generales se encuentran desactualizados, toda vez que sus valores datan de mediados de la década del noventa. Por ejemplo, una vivienda con valor de mercado de U$S 125.000 tiene un valor fiscal para el Municipio (base sobre la cual se tributa) de $ 29.564.58, menos de U$S 10.000.

Cabe destacar que esta brecha de 10 a 1, entre valor fiscal y de mercado, se reproduce entre el pago que realizan los vecinos y los servicios que presta la Municipalidad de Ushuaia, con una asimetría consistente que los pobladores pagan un peso por cada diez que invierte el Municipio para brindar los servicios.

Más allá del mantenimiento rutinario, el Municipio garantiza el transporte público de pasajeros, realiza y mantiene las obras públicas de la ciudad, administra el matadero municipal, regula y controla la obras privadas, lleva adelante políticas sociales para personas en situación de emergencia social, lleva adelante actividades juveniles, administra la principal infraestructura cultural y deportiva, brinda talleres culturales, realiza colonias de vacaciones y clases deportivas, ordena y planifica el crecimiento de la ciudad, además de otras acciones específicas.

Comentá la nota