Cada vez son más notables los descuidos y la desidia en el centro de la ciudad

Veredas destrozadas, murallas a medio caer y una gran cantidad de desperdicios peligrosos (como vidrios y escombros), son percibidos en varios sectores de la vía pública del centro formoseño.
Esta situación, además de convertirse en un aspecto negativo en lo estético, es un constante peligro para los vecinos y transeúntes que circulan por el lugar.

El descuido que se percibe en varios puntos de la ciudad es notorio. Situación que golpea en mayor medida a los barrios periféricos, pero que también se repite en varios sectores del centro formoseño.

Veredas

Un escenario común, y más reiterativo es el de las veredas en mal estado. Aspecto que preocupa y molesta a los vecinos del centro capitalino, debido a que, los ciudadanos de alta edad sufren graves complicaciones a la hora de tener que circular por dichos terrenos completamente deteriorados.

Como es habitual, las veredas formoseñas se revisten de mosaicos. Los cuales no reciben en adecuado cuidado, y con los deterioros de los años, los mismos se han ido desprendiendo de su estructura.

"Hay mosaicos flojos, mosaicos rotos, mosaicos sueltos, o sea, están las veredas en su mayoría completamente deterioradas. Mucho peor es ver el estado en que se encuentra esta zona, donde hay vidrios, escombros, murallas con alambrados peligroso. Es lamentable ver esto en el centro de la ciudad", finalizó diciendo un vecino de la zona.

Comentá la nota