Cada vez con menos margen de acción

Sin novedades judiciales, se consolida el liderazgo operativo del vicepresidente Miguel Pesce
La semana comenzó con tranquilidad en el Banco Central, ya que hoy quedará habilitada su cuenta en Nueva York, en un clima de consolidación del liderazgo interino del vicepresidente Miguel Pesce.

Fuentes oficiales indicaron que, tras el levantamiento del embargo de los fondos del BCRA en los Estados Unidos, hoy la entidad podrá comenzar a utilizar su cuenta en la Reserva Federal de Nueva York.

Satisfechos por la decisión del juez Thomas Griesa, a quien habían criticado duramente días antes, en el Gobierno reconocen que aún resulta difícil anticipar el sentido de la decisión de fondo en esa causa.

En principio, para mantener la simpatía de Griesa, prometen no seguir retirando fondos para traspasarlos a Europa, tras la promesa del juez de que no complicaría en forma adicional el movimiento de dinero del BCRA en los Estados Unidos.

Pero la letra chica del Fondo del Bicentenario podría complicar el levantamiento definitivo del embargo que mantiene congelado desde hace casi cuatro años 105 millones de dólares en otra cuenta.

Mientras tanto, en el plano interno, parece consolidarse el mandato interino del vicepresidente Miguel Pesce, a la espera de una definición política y judicial en torno a la sucesión de Martín Redrado.

Fuentes de la entidad reconocieron que las decisiones operativas recaen casi en forma completa en Pesce, pese a que Redrado ayer participó con el vicepresidente en una reunión sobre el mercado cambiario. Allí se discutió, como cada lunes, sobre los movimientos de la semana anterior y se decidió reforzar la intervención en el mercado de futuros, para tratar de evitar una oscilación brusca que, por ahora, los analistas descartan.

Redrado, que optó por aclarar que desde ahora no hablará más a los medios de comunicación a la salida de su domicilio, espera una definición tratando de defender su gestión, mientras la oposición ya le suelta la mano (ver aparte).

En ese sentido, fuentes cercanas al funcionario dejaron trascender las ocasiones en las que mostró su desacuerdo con el Poder Ejecutivo, luego de que algunos referentes de la oposición cuestionaran su silencio hasta principios de este año. En esa lista, se destacaron los momentos en los que Redrado habría manifestado reparos para usar reservas en cuestiones controvertidas:

* El aumento de la participación accionaria del Gobierno en Repsol, en abril de 2006.

* El financiamiento de parte del plan nacional de infraestructura, en febrero de 2007.

* El pago al Club de París (aunque en este caso no se hizo por la crisis internacional), en agosto de 2008.

* El otorgamiento de redescuentos para fomentar la venta de automóviles, en enero del año pasado.

Comentá la nota